Alfafar busca apoyos de Ayuntamientos y empresas para que Ikea abra en l’Horta Sud

El conseller García Antón visita el stand de Alfafar Parc en Urbe, en noviembre, donde se guarda un espacio para Ikea. El Ayuntamiento de Alfafar lucha denodadamente, desde la sombra, por conseguir que la primera tienda de Ikea se instale en el municipio, en el nuevo centro comercial denominado Alfafar Parc. Según ha podido saber LAS PROVINCIAS, el alcalde de la localidad, el socialista Emilio Muñoz, se ha reunido con varios alcaldes de municipios limítrofes, entre ellos Massanassa y Sedaví, para solicitarles su apoyo y que Ikea se instale finalmente en Alfafar. También ha sondeado a grandes empresas del sector comercial de la zona con el objetivo de tener más fuerza a la hora de negociar la llegada de la multinacional sueca.

 

Sin embargo, no ha habido unanimidad. El intenso tráfico que se genera en las entradas y salidas de la superficie comercial de Alfafar colapsan, sobre todo los fines de semana, los accesos a los municipios de la zona, además de generar un rechazo para muchos de los clientes de los espacios comerciales que ya existen.

 

Según explicó el gerente de una de las grandes tiendas ubicadas junto a la pista de Silla, «ya no cabe más superficie comercial en la zona, porque vamos a ahuyentar a los clientes actuales».

 

Para hacer frente a ese posible rechazo de comerciantes y Ayuntamientos, Alfafar explica los accesos que se construirían, y enseña un proyecto en el que se prevé la construcción de una nueva entrada desde la pista de Silla. El Ayuntamiento, que encargó un estudio de tráfico de la zona cuyos resultados todavía no se han dado a conocer, quiere convencer de que el estudio es factible y que no habrá colapsos añadidos a los que ya existen.

 

La Agrupación de Interés Urbanístico que impulsa Alfafar Parc, donde han anunciado que llegará Ikea, está formada por 53 propietarios. El pasado mes de diciembre instaló una maqueta del proyecto, incluida la tienda sueca, en el ayuntamiento de la localidad, para que los vecinos pudieran conocer el proyecto.

 

Esta es la segunda fase de presentación del plan, que fue mostrado al público por primera vez en la feria Urbe Desarrollo, en la que recibió miles de visitantes y que contemplaba la hipotética situación de Ikea, aunque la decisión todavía no está tomada. Así, se puede ver un edificio con los colores de la firma, pero sin citarla.

 

El parque supondría una inversión total (urbanización más construcción de las tiendas y los espacios) de 120 millones. La actividad comercial y de servicios generaría 3.900 empleos, 800 de ellos indirectos, en Alfafar, Massanassa, Sedaví, Benetússer y el resto de localidades de l’Horta Sud. A ellos, se sumarían los 3.000 trabajadores necesarios para realizar las obras. Este futuro parque, según las cifras manejadas por los impulsores del proyecto, abarcaría una zona de influencia de más de 1.225.000 potenciales clientes, con una facturación anual de 206 millones.

 

Alfafar Parc, además, ha aportado ya toda la información complementaria solicitada por la Administración autonómica para culminar la tramitación administrativa para la aprobación urbanística del PAI así como la denominada «segunda licencia», cuya concesión compete a la Conselleria de Industria y Comercio.

 

Sin embargo, no está nada claro que el Consell autorice que la primera tienda de Ikea se abra en Alfafar. Las negociaciones apuntan hacia Paterna, ya que cuenta con mayor superficie y un espacio destinado a la Ciudad del Mueble, que ayudaría a instalarse a otras firmas que se beneficiarían de la llegada de la multinacional sueca. Aunque, de momento, parece que no hay nada decidido.

 

Diario Información 01/02/2009

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp