Alicante: El mueble acepta el centro comercial de Ikea si le da oportunidad de negocio

Los representantes del sector de la madera y el mueble plantearon ayer a la alcaldesa, Sonia Castedo, y al concejal de Comercio, Antonio Sobrino, que se estudien modelos de negocio como el que se ha seguido en la ciudad valenciana de Paterna para instalar Ikea con el objetivo de «convertir la amenaza» que en su opinión representa la actual propuesta de la mercantil sueca en «una oportunidad» para que el sector del hábitat «pueda superarse a a sí mismo».

A la reunión de ayer, que se celebró en el Ayuntamiento de Alicante, asistieron el presidente de la Federación de la Madera y el Mueble de la Comunidad Valenciana (FEVAMA), Vicente Folgado, el de la Federación de Comerciantes del Mueble (FECOMVAC), Víctor Grafiá, y el representante de la Asociación de Comerciantes del Mueble y Afines (ACOMA), Víctor Sánchez, acompañados por el representante de la Federación de la Pequeña y Mediana Empresa (Facpyme) Francisco Rovira.

Vicente Folgado relató que, en la reunión, los representantes del sector del mueble expresaron sus inquietudes a la alcaldesa y le explicaron el proyecto que Ikea va a desarrollar en Paterna.

El sector considera necesario «volver a negociar» la implantación de la multinacional sueca de modo que, «sin poner puertas al campo», la apertura de la macrotienda del mueble «no perjudique» a los empresarios y comerciantes alicantinos.

Folgado explicó que una posibilidad es seguir el modelo establecido en el protocolo firmado en Paterna con Ikea «para que se nos tenga en cuenta al comprar productos» y que en el centro comercial «haya una alianza estratégica con ellos», además de «que contraten trabajadores de la provincia de Alicante y haya un centro de formación».

El representante de la federación agregó que en el Plan Rabasa «se puede plantear este proyecto u otro».

Por su parte, el concejal de Comercio, Antonio Sobrino dio a conocer tras el encuentro la intención del Ayuntamiento de encargar un estudio sobre la repercusión que tendría la implantación de Ikea «en todos los sectores, como el mueble, el hábitat o el pequeño comercio» del municipio de Alicante.

Una vez que se tenga el resultado de este informe «volveremos a sentarnos con ellos e intentaremos llegar a un acuerdo para hacerse cómplices del enemigo y sacar de ellos tajada», todo ello a través de un buen trato con Ikea. El resultado de este estudio se presentará primero al sector del mueble, después a los comerciantes y a continuación a la multinacional.

Antonio Sobrino indicó que el Consistorio ya había planeado antes de la reunión de ayer realizar este estudio, cuyo resultado puede tardar aproximadamente dos meses, que es el tiempo que tardó en redactarse otro similar para el mercado de la zona norte, aunque apuntó que habrá que tener en cuenta las Navidades y la carga de trabajo que tenga la empresa.

El presidente de ACOMA destacó la importancia del compromiso de elaborar este estudio pues considera que la propuesta que actualmente mantiene Ikea para instalarse en Alicante «creará más perjuicio que beneficio», ya que podría afectar a más de dos mil empleos actuales.

Otras experiencias

En este sentido, los representantes del mueble consideran necesario recabar información de otros centros a la hora de redactar el citado estudio.

Los comerciantes han comentado anteriormente que en otras ciudades, como Jerez de la Frontera, Ikea ha creado menos de trescientos puestos de trabajo directos, muy lejos de las cifras barajadas durante la presentación del mes pasdo en el Meliá.

Víctor Sánchez aseguró que su asociación «no está contra Ikea» pero teme que la concentración de comercios en esta zona de la ciudad, es decir, en el plan Rabasa, «sería excesiva».

Diario Información 20/11/2009

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp