Alicante: La crisis provoca el cierre de más de 500 comercios en el último año y medio

La crisis en el sector comercial ha tocado fondo. Este es el criterio del presidente del Colectivo de Comerciantes por Alicante, Pedro de Gea, que aseguró ayer que «la curva descendente ha llegado a su fin y ahora los cierres de establecimientos comerciales no es tan acuciante como hace unos meses», señaló. Asegura que «no se cierran tantos comercios, y esperemos que esta tendencia se mantenga», indicó, no sin expresar su preocupación ante la repercusión de la crisis en el pequeño y mediano comercio de Alicante. Para De Gea la crisis ha tomado ya la curva que les obligará a ir recuperando lo perdido, aunque poco a poco.

Una opinión que era matizada por el concejal de Comercio y Mercados del Ayuntamiento de Alicante, José Antonio Sobrino, que refirió que en los últimos meses «se están cerrando más comercios de los que se abren».

De Gea afirma que en el último año y medio han sido más de 500 los establecimientos que han tenido que cerrar su puertas como consecuencia de los elevados gastos de alquileres, de los impuestos, y también por la recesión que se ha producido en el consumo. Considera que «muchos de los establecimientos que se crearon en época de bonanza sin haber realizado un estudio de mercado, y en los que se vendía de todo porque era lo que tocaba, han sido los primeros en cerrar. El descenso de ventas se puede cifrar entre el 15% y el 18% de media, si bien ha habido momentos en los que ha sido del 25%, especialmente en los primeros meses este año, lo que ha supuesto graves problemas y el cierre de numerosos establecimientos en toda la ciudad.

A esta situación de recesión del consumo por la que pasa el comercio urbano se añade, a juicio de De Gea, la actitud de los bancos que les han negado la renovación de las pólizas de crédito, incluso a los establecimientos que han trabajado con determinadas entidades bancarias que les han negado los créditos, incluso aumentándoles los tipos de interés». Considera que el pequeño y mediano comercio ha contribuido a crear empleo y riqueza por lo que afirmó que no es justa que se les negase el dinero para seguir trabajando.

Pese a todo, según el presidente de los comerciantes reconoce que en el último año se han abierto un centenar de comercios en la ciudad, la mayoría de alquiler, y resaltaba que hay que diferencias entre la apertura de nuevos negocios con al apertura de otros que suponen levantar una persiana para vender lo que sea. Considera que los negocios abiertos en este año, a pesar de la crisis, son negocios de calidad, y responden a una demanda real en las zonas donde se han creado. No obstante, reiteró que durante los últimos años se han abierto muchos por la bonanza económica, y esos establecimientos comerciales son, los que en su mayoría y con excepciones se han visto obligados a bajar la persiana.

Pero los cierres, según los propios comerciantes, se han estabilizado. De Gea señaló que si bien la crisis ha afectado a todo tipo de comercios, los de alimentación, textil, calzado, complementos y especialmente los de venta de productos relacionados con el sector de la construcción, como los de complementos de hogar, han sido los más perjudicados.

El presidente del Colectivo de Comerciantes refirió que si bien los barrios en los que se ha producido un mayor número de cierres de establecimientos, en alguno casos incluso locales que llevaban funcionando muchos años, han sido los de Benalúa, La Florida, Los Ángeles y la Playa de San Juan, seguidos de Carolinas y la zona centro. Una situación que ha llevado al órgano de representación de los pequeños y medianos comercios a reclamar iniciativas para hacer frente a la crisis especialmente en barrios como la playa de San Juan, por lo que han reclamado un plan de reactivación comercial, entre el Ayuntamiento y Generalitat con los pequeños y medianos empresarios, que vaya más allá de las promociones y las actuaciones puntuales durante al época veraniega, y que sirva sobre todo para relanzar el comercio en la playa.

Grandes superficies

El Colectivo de Comerciantes también reclama actuaciones para dinamizar la actividad del sector comercial en el centro de la ciudad. De Gea recuerda que uno de los planteamientos que han hecho para que el Ayuntamiento lo tenga en cuenta en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), es la posibilidad de que se puedan instalar en el centro tradicional grandes comercios en edificios exclusivos. Alegación que pretende que en el centro de la ciudad se puedan establecer grandes comercios, como Sfera, Zara, o cualquier otro establecimiento de este tipo, que servirán para dinamizar comercialmente la zona.

Para De Gea «estos comercios generan flujos de gente que crean actividad» y criticó la creación de grandes superficies comerciales que monopolizan el sector y lo único que hacen es dañar el comercio tradicional», A su juicio, el gran cinturón comercial que se ha creado alrededor del casco urbano, como los centros comerciales de Puerta de Alicante, Gran Vía, Plaza Mar 2 , o el Complejo Vistahermosa, han perjudicado a los pequeños y medianos establecimientos de los barrios.

Las Provincias 11 de octubre de 2009

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp