Alicante: Los comerciantes reiteran su rechazo a un hipermercado en el plan Rabasa

El presidente del Colectivo de Comerciantes por Alicante, Pedro de Gea, mostró ayer su satisfacción por la decisión de la alcaldesa, Sonia Castedo, de apoyar su reivindicación de no crear una nueva gran superficie comercial en el entorno del estadio Rico Pérez. Recordó que ésta ha sido una de las alegaciones que han planteado al nuevo Plan General de Ordenación Urbana, junto a la propuesta de que se establezca una moratoria de diez años para la implantación de nuevas grandes superficies comerciales en la ciudad.

De Gea refirió que en Alicante no cabe una nueva gran superficie, puesto que desequilibra el tejido comercial de la ciudad. Una consideración que han trasladado a la alcaldesa, a la que, asegura, «le hemos dado todo los datos de la situación de la ocupación de los grandes hipermercados y la repercusión que tienen sobre el comercio tradicional, y al parecer los ha tenido en cuenta para tomar una decisión que nos parece acertada», indicó.

El presidente de colectivo de Comerciantes por Alicante, apoya la instalación del cetro comercial previsto por la empresa Ikea en los terrenos del plan Rabasa. No obstante, reiteró su negativa a la creación de un hipermercado en este centro y apostó por la creación de un complejo de tiendas de muebles.

El representante de los comerciantes considera que es necesario reunirse con el Ayuntamiento y con Ikea para conocer la propuesta definitiva de la empresa, especialmente en lo que se refiere a los plazos, la distribución del establecimiento comercial, y qué pretende la mercantil. Una reunión que se celebrará, según anunció ayer la alcaldesa, a mediados de este mes con el fin de introducir en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana las modificaciones necesarias con el fin de permitir la implantación de este gran centro comercial.

Críticas de la PIC

La Plataforma de Iniciativas Ciudadanas (PIC) considera «indigno e impropio de una autoridad democrática» que la alcaldesa aluda a «exigir» a Enrique Ortiz que no instale un centro comercial en los terrenos adyacentes del Rico Pérez. Recuerda que «en este momento está redactándose el PGOU y el PP ya preparó un traje a la medida de los intereses de Aligestión» -empresa instrumental para este negocio de los máximos accionistas del Hércules-, según reconoció en su día el propio Ortiz.

Aseguran que «lo que la alcaldesa debería hacer es denunciar el flagrante incumplimiento de las cláusulas de venta del Rico Pérez, tan beneficiosas para Aligestión». En ellas se estipulaba -hace dos años y medio- la reparación inmediata del estadio: no se ha movido ni una piedra. Por lo tanto, cualquier otra consideración está bajo sospecha. La PIC lleva años advirtiendo que el negocio del Plan Rabasa no estaba en la construcción de viviendas, y más en las actuales circunstancias económicas, sino en el control estratégico del suelo, y el tiempo nos da la razón».

La Verdad 10.09.09

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp