Castellón: Las fiestas dinamizan la economía de servicios, comercio y hostelería

Reactivan los encargos en floristerías, textil, joyerías, peluquerías o fotógrafos y los bares triplican turnos. Pymec destaca los empleos generados y Ashotur insta a aumentar la promoción para lograr aún más impacto.

Sin fiestas Castellón sería menos. Y no solo por la vertiente lúdica sino por el impacto de milones de euros que generan en este trimestre y resto del año festejos como la Magdalena, en la capital; los Carnavales, en Vinaròs; las Fallas, en Burriana; o la Pascua.

En Vinaròs, la concejala de Turismo, Mamen Obiol, señaló que “alojamientos, bares y comercios notan la afluencia en Carnaval; pueden llegar 100.000 visitantes en un fin de semana. Los restaurantes doblan y triplican turnos; y los hoteles están al 100%”.

Un gasto que procede del turista de proximidad –valencianos, catalanes y aragoneses–, aunque reconoció que se están realizando esfuerzos de promoción en el norte de España. “Asistiremos a las ferias de San Sebastián y Bilbao en este 2010”, resaltó. También en la web de la estación náutica Benicarló-Peñíscola el Carnaval se ofrece como gancho en paquetes con alojamiento. Desde el Patronato de Turismo manifestaron que “aunque no hay estudios de facturación un fin de semana de invierno, sin los desfiles no se llenarían comercios, hoteles, cámpings y apartamentos, sobre todo el segundo fin de semana; así como el impacto en tiendas de disfraces, fotógrafos, etc”.

FALLAS // En Burriana –sede fallera de la provincia, seguida por Benicarló, la Vall d’Uixó y Almenara–, un estudio de hace dos años aseguró que la fiesta mueve seis millones de euros. El presidente de la Junta Local Fallera (JLF), Pedro Sancerni, manifestó que “en torno a los artistas falleros se genera trabajo en pintura, plásticos, madera, maquinaria, transporte, electricidad, pirotecnia, floristerías, peluquerías, tiendas de ropa o complementos”. Y citó que también festejos como la Misericordia tienen un peso importante en la economía local. “Las presentaciones de fallas, cada sábado, conllevan que alrededor de 200 falleras, más invitados, incrementan clientela de las peluquerías y salones de banquetes”.

El presidente de la Junta de Festes de la Magdalena, Jesús López, apuntó que la fiesta tiene una fuerte repercusión “en los restaurantes, salvo el extrarradio, pues la gente cena más fuera de casa y hay collas y gaiatas que encargan la comida toda la semana”. Igualmente, beneficia a floristerías, alimentación y bebidas, indumentaria tradicional –“pues cada año se suele estrenar, incluso los hombres, algún chaleco o pantalón”– u hoteles –“con la feria taurina o los desfiles internacionales que traen a 900 personas”–. Y añadió que se busca programar actos atractivos entre semana, como conciertos, por la afluencia.

El secretario general de Pymec, José Pascual Serrano, indicó que “la Magdalena beneficia al empleo de servicios; las Fallas, al comercio local; y en Pascua, el turista, además, compra”. El gerente de Ashotur, Carlos Gomis, reseñó que los festejos “aumentan la predisposición al consumo, incluso en crisis”, en terrazas y bares. Y vio de interés una mayor promoción conjunta de los festejos, pues “en hoteles solo repercute la feria taurina de Magdalena”. Sobre Pascua indicó que “no somos una provincia que atraiga por los actos que se organizan, sino por el clima y las vacaciones”.

El Periódico Mediterráneo 13/02/2010

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp