Castellón: Los municipios apuestan por las áreas peatonales para impulsar el comercio

Los municipios castellonenses están apostando por la peatonalización de sus centros históricos, una iniciativa con la que pretenden favorecer a los peatones, impidiendo el paso del tráfico rodado y humanizando, de este modo, los espacios céntricos.

Otro de los objetivos que persiguen estas actuaciones es el de impulsar las ventas de los comercios del casco urbano. Así lo asegura el alcalde de Benicàssim, Francesc Colomer, quien explica que «impulsando la peatonalización del centro beneficiamos tanto a los vecinos como a los comerciantes de la zona, debido a que conseguimos aminorar el tránsito de vehículos y reducir los ruidos del tráfico en horario nocturno». Además, Colomer recuerda «la importancia de esta medida para el comercio local, ya que permite que residentes y visitantes paseen por la zona, se detengan en los escaparates y vean la oferta comercial sin que el tráfico les moleste». También pone de manifiesto «las ventajas para el sector hostelero y los vecinos, ya que es una de las medidas correctoras que paliará la contaminación acústica».

En esta idea coinciden los responsables municipales de otros municipios como Almassora, Onda o Vinaròs, desde donde también destacan que «esta medida no debería generar contratiempos, ya que existen otras alternativas como los aparcamientos o las vías del extrarradio».

ACTUACIONES Actualmente, Burriana está adecuando la calle Sant Pere Pasqual, un tramo de la plaza de la Mercè y la calle Beato Ripollés, además de las siete vías que ya son peatonales.

Por su parte, Almassora ya cuenta con varias calles peatonales como Sant Andoni, Corrolot, San Salvador, San Blas, San Isidro, San Lucas, Acequia Parra o Santo Tomás. Además, en breve comenzará la adecuación del vial Cervantes. Unas obras que, según el edil de Urbanismo, Enrique Brisach, «tienen por objeto garantizar la seguridad de los peatones frente a la circulación».

Benicàssim puso en marcha el pasado mes el sistema de pilonas neumáticas que permite peatonalizar las calles Bayer y Dolores.

En Vinaròs, el Ayuntamiento está realizando obras en la calle Santa Rita y la plaza San Vicente; y el Ayuntamiento de Onda tiene previsto finalizar los trabajos del nuevo aparcamiento en el solar del antiguo cine Paraíso, que liberará de vehículos el centro.

INCONVENIENTES Sin embargo, estos proyectos se han visto frustrados en otros lugares, donde no resulta fácil la peatonalización del centro por su disposición urbanística. Es el caso de l´Alcora, donde no hay calles paralelas que puedan habilitarse para desvíos y las vías, al ser muy estrechas, son de único sentido. Informa Javier Nomdedeu.

Por otra parte, en Segorbe cerca del 90% de los comerciantes de la zona centro están en contra de la iniciativa, lo que ha hecho que el Ayuntamiento haya abandonado el proyecto. Los afectados alegan que «el hecho de que circulen los coches hace que los comercios se vean más y eso provoca que la venta sea mayor». Informa Rafael Martín.

El Periódico Mediterráneo 31/08/2009

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp