Contamos la historia de la Plaza Redonda en bares y restaurantes

Con motivo de la reciente reinauguración de la Plaza Redonda, tras las obras de reforma integral a la que se ha visto sometida, y con el objetivo de difundir la historia de este emblemático espacio de Ciutat Vella, los comerciantes han repartido en bares y restaurantes salvamanteles que cuentan la evolución de la plaza en cuatro idiomas distintos. Además, incluyen curiosidades, fotos antiguas, un plano de situación y los logos de los establecimientos participantes.

La Asociación de Comerciantes del Centro Histórico de Valencia ha querido así celebrar la reciente reforma de este espacio. «Pretendemos de forma diferente, amena y divertida resaltar la enorme riqueza patrimonial que posee el centro histórico de la ciudad. En este caso los salvamanteles explican la historia de la Plaza Redonda en castellano, valenciano, inglés e italiano», precisaron desde la entidad.

La asociación también ha previsto la edición de un folleto turístico con imágenes de la plaza en su estado actual, así como bolsas personalizadas.

«Esfuerzo de todos»

Los comerciantes quisieron también recordar que «el disfrute de esta nueva plaza es el resultado de un enorme esfuerzo realizado en la compleja rehabilitación de este entorno declarado Bien de Interés Cultural. La asociación se personó en el Ayuntamiento como parte interesada hace 7 años, en el año 2005, y desde entonces hasta hoy, han sido infinitas las reuniones celebradas en donde se ha consensuado todo, tanto entre los comerciantes, como con los técnicos y arquitectos, como con la Concejalía de Urbanismo, con el fin de organizar y llevar a buen término este proyecto», explicaron.

Precisamente una de las peticiones de la entidad fue que la disposición de los nuevos puesto de venta o ‘cubos comerciales’ permitiesen «un juego muy interesante de distintos recorridos por la Plaza ya que, anteriormente, sólo existían dos recorridos, interno y el externo, y teniendo en cuenta que muchos puestos se habían convertido en meros almacenes, esto suponía un grave perjuicio para aquel comerciante de un establecimiento cuyo bajo se encontraba frente a uno de esos almacenes. Por tanto, era necesario encontrar un equilibrio que beneficiara a todos, y que permitiera una mayor visibilidad de la oferta comercial que ofrece la plaza. Si a ello unimos que además se cuenta con un escaparate que permite mostrar lo que se ofrece aunque el puesto esté cerrado, el atractivo comercial del punto de venta es infinitamente mejor».

La asociación quiere destacar también que «a pesar de las dificultades y diferencias de opinión que un proyecto de esta envergadura conlleva, siempre ha existido una actitud por parte de todos de escucha activa y predisposición a encontrar soluciones a lo que el día a día suponía. La plaza ha permanecido abierta todo el tiempo de duración de las obras, puesto que así fue demandado por los comerciantes, tanto en la primera fase, que correspondía a la rehabilitación de los edificios que rodean la plaza, como en la segunda fase, correspondiente al mercado y a la cubierta del anillo interior».

Las Provincias 01/08/2012 (ver noticia)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp