Desigual establecerá su mayor pasarela en la Gran Vía madrileña

por | May 31, 2010 | 0 Comentarios

La cadena de moda Desigual, con 180 tiendas en todo el mundo, abrirá su mayor establecimiento en el antiguo local de Rodilla, en Callao, junto a la Gran Vía y Preciados, en Madrid.

La tienda, con una superficie de 2.000 metros cuadrados basará su estilismo en el mercado de la Boquería de Barcelona: color, mucho producto a la vista, caos dentro del orden y lenguajes creativos, indica el consejero delegado de la compañía, Manel Adell. “Los clientes primero deben sentirse atraídos por la tienda y luego por el producto”, indica. Y asegura que en la última tienda abierta en Barcelona “la gente se hace fotos”.

Desigual tiene 75 establecimientos en España, de los que trece están en Barcelona y nueve en Madrid. El objetivo es alcanzar las 120 tiendas en el mercado español, aunque la prioridad a corto plazo es consolidarse en Francia y Alemania, donde este año abrirá veinte nuevas tiendas. Dentro de dos semanas inaugurará su tienda más emblemática de París, situada frente a la Ópera y con 1.700 metros cuadrados de superficie de venta.

En total en 2010 prevé cuarenta aperturas en todo el mundo, lo que supondrá una inversión de 80 millones de euros. “Estamos estudiando ubicaciones en las principales arterias comerciales de todo el mundo”, dice Adell.

El grupo busca ubicación para abrir una nave logística para Europa de más de 60.000 metros

Tras abrir un gran establecimiento frente al Empire State Building de Nueva York y otro en el Soho, ya prepara su desembarco en otras ciudades norteamericanas como Miami, Las Vegas y Los Ángeles. Recientemente ha firmado el alquiler de otro establecimiento estratégicamente situado en San Francisco. El año pasado el peso de las ventas en mercados internacionales superó el 50% del total.

La firma, nacida en Barcelona en 1984, está controlada por su presidente Thomas Meyer. Manel Adell se incorporó como consejero delegado en 2002, cuando la compañía tenía 40 empleados y una facturación de 8 millones de euros. El año pasado Desigual cerró con una facturación de 300 millones de euros (un 85% más que el año anteiror) y un beneficio antes de impuestos de 60 millones (el doble que en 2008). La compañía emplea a 1.700 personas.

Antes de la crisis, Desigual invertía cada año el doble de su ebitda en su expansión, que realiza a través de tiendas propias. Adell indica que la actual situación económica obliga a reducir marchas: la inversión de este año –80 millones– no doblará el beneficio antes de impuestos del año pasado –60 millones–. Según el director general, la compañía ha reducido deuda y actualmente el apalancamiento es nulo, sólo tiene créditos a corto plazo por cuarenta millones para financiar su circulante.

Logística

La mayor complejidad de la compañía es su sistema logístico, indica el director general. Además de las 180 tiendas propias cuenta con 650 puntos de venta en el interior de otros establecimientos y presencia en más de 7.000 tiendas multimarca, lo que supone tener tantos puntos de venta como Inditex.

“Hace unos años tener una cadena de suministro ágil y rápida era un elemento diferenciador: Inditex nos enseñó mucho”, reconoce Adell. “Hoy, para jugar en la primera división del mundo de la moda, la velocidad en la cadena de suministro es simplemente imprescindible”, añade.

En 2008, Desigual abrió su primera sede extranjera en EEUU y recientemente ha constituido una sociedad filial en Japón, donde abrirá oficinas el próximo septiembre. Según Adell, el mercado nipón es estratégico por su gran potencial en el segmento multimarca.

La compañía sigue manteniendo el lema con el que nació: Desigual, no es lo mismo, aunque su globalización ha traducido su emblema y ahora es It’s not the same.

Dos nuevas plataformas logísticas

Desigual distribuye todas sus prendas desde una plataforma logística en Gavà (Baix Llobregat), aunque ya planea la apertura de dos nuevas naves de distribución en New Jersey (Estados Unidos), con un socio local, y en Asia, donde aún está negociando con posibles socios, ante el crecimiento de las ventas en Singapur, Hong Kong y Japón y su voluntad de desembarcar en India y China.

Por otro lado, el consejero delegado, Manel Adell, indica que la plataforma de Gavà (de 15.000 metros cuadrados) quedará saturada en dos o tres años, por lo que la compañía ya está buscando una nueva plataforma para Europa, que posiblemente estará en España y deberá tener más de 60.000 metros cuadrados.

Expansión 29-05-2010

Publicaciones relacionadas

Comentarios

0 Comments

0 comentarios

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información- Gestionar preferencias
Privacidad
Hablar en WhatsApp
1
👋🏻 Hola! ¿Necesitas ayuda?
Hola! 👋🏻
¿En que podemos ayudarte?