El comercio andorrano confía aumentar las ventas con el alza del IVA español

El comercio de Andorra ve esperanzado el aumento del IVA que desde el 1 de septiembre se aplica en España, ya que espera que el incremento del diferencial de precios entre los dos países repercuta en más ventas.

Aunque los comerciantes advierten de que estos primeros días de septiembre no se ha notado todavía el efecto del incremento de precios en España más allá del material relacionado con la vuelta al cole, sí que confían en un efecto positivo durante los próximos meses, especialmente durante la campaña de Navidad.

El vicepresidente de la Federació l’Associacions de Comerciants d’Andorra (FACA), Antoni Miralles, ha señalado a EFE que «el nuevo IVA se acaba de aplicar y la gente todavía no tiene consciencia del incremento», pero considera que el hecho de que muchos productos en España se encarezcan «tendrá un buen impacto en Andorra».

De hecho, a partir del 1 de enero, cuando en Andorra entre en vigor el IGI (el IVA andorrano), con un tipo general de 4,5 %, la distancia con el impuesto español será de hasta 16,5 puntos.

Con el reciente aumento del IVA, ha detallado Miralles, el diferencial de tarifas se sitúa ahora entre el 15 % y el 16 %, «con precios normales, sin descuentos», un porcentaje que puede elevarse hasta el 25 y el 30 % si el comerciante andorrano aplica promociones. «A partir del 20 % el cliente empieza a percibir el diferencial de precios», ha comentado.

Así pues, ha ejemplificado que actualmente un televisor de 32 pulgadas se puede comprar en el Principado por 199 euros, mientras que en España el precio puede llegar a los 250 euros.

La diferencia más importante de tarifas se encuentra en productos relacionados con la electrónica, la perfumería, la ropa y las bebidas alcohólicas, que han pasado a estar gravados en España del 18 al 21 % y del 8 al 10 %.

De hecho, algunas perfumerías del país ya se publicitan estos días con los precios de los dos países, con diferencias de hasta el 90 euros en productos de gama alta.

En el caso de los carburantes, las diferencias son cercanas a los 20 céntimos por litro. Así, mientras que Andorra el diesel se vende hoy a 1,22 euros por litro, la media en España es de 1,42.

En el caso de la gasolina de 95 octanos, en el Principado se sitúa en 1,36 euros, en el país vecino la tarifa es de 1,49 euros por litro.

La gasolina de 98 octanos vale en el Principado 1,41 euros el litro, mientras que en algunas gasolineras españolas ya supera los 1,5 euros el litro.

Desde la FACA, que cuenta con 560 asociados, también son conscientes de que el encarecimiento de los productos españoles también comportará una «pérdida de poder adquisitivo de los turistas», por lo que se encaja la nueva situación con cierta prudencia.

«El problema principal es la disponibilidad de liquidez del cliente español», ha concluido Miralles.

Expansión 04/09/2012 (ver noticia)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp