El plan de acción comercial de Dénia aboga por peatonalizar las calles

El vicepresidente del Consell y conseller de Industria, Comercio e Innovación, Vicente Rambla, visitó ayer Dénia con motivo de la presentación del Plan de Acción Comercial (PAC) de la ciudad. Un documento en el que han estado trabajando la Cámara de Comercio, el Ayuntamiento, el Creama y la propia Generalitat Valenciana.

A priori, el diagnóstico de la ciudad destila optimismo a tenor de los datos que se hicieron públicos, pero el camino para consolidar la ciudad como núcleo comercial de la provincia y de la Comunitat Valenciana no es fácil.

Para poner remedio a la enfermedad (fuga de clientes a Ondara y Gandia y falta de competitividad con respecto a otros destinos de la comarca) se presentó un paquete de medidas que pasan por modernizar el entorno urbano que ahora sustenta a los principales ejes comerciales de la capital comarcal: Marqués de Campo y aledaños, Passeig del Saladar y Patricio Ferrándiz, fundamentalmente.

Reurbanización

Y eso pasa por la reurbanización de las calles, peatonalización de las mismas, eliminación de aparcamientos en superficie y creación de un ambiente que permita que los clientes disfruten de la experiencia de comprar.

Con las cifras en la mano los residentes en la ciudad son fieles a su comercio en un 87,3%, mientras que un 11’4% deciden comprar en el centro comercial de Ondara o en los de Gandia, un 1’3% lo hace en otros municipios.

La capital comarcal concentra un 26’34% de la población del área comercial de la Marina Alta y prácticamente un tercio de la oferta, por lo que ejerce un papel destacado como cabecera comercial.

De hecho, según los datos aportados, el comercio de Dénia ingresa 37 millones de euros de clientes de la comarca.

De los inconvenientes que destaca el estudio aparecen otra vez los déficits en infraestructuras (rondas perimetrales y aparcamientos).

También la conexión ferroviaria con Valencia y la falta de ofertas de ocio sobre todo de cines y parques infaniles y juveniles para potenciar la visita de familias.

En la mañana de ayer el tejido empresarial, comercial y asociativo dianense estuvo presente en el acto y siguieron con atención las pautas que marcarán el devenir del sector en el futuro. El enclave natural de Dénia y su calidad de vida es un polo de atracción, pero desde 2007 se constata una pérdida de oferta comercial.

Todo esto se suma a la situación de crisis actual que está provocando una reducción del consumo, una situación que se intenta paliar a través del estudio que se ha puesto en marcha y cuyas medidas se propone para revertir la tendencia.

Diario Información 24/09/2009

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp