Elche: Un empujón al consumo

Tras el éxito de la primera edición, celebrada en marzo pasado, con una asistencia de más de 8.000 personas, había temor, debido a la crisis, entre los miembros de la Asociación de Comerciantes de Elche respecto a la edición de septiembre. Sin embargo, las primeras horas de la Feria del Stock, organizada por el Centro Comercial Abierto y el Ayuntamiento de Elche, han dado al traste con los peores augurios.

A las diez de la mañana había gente esperando en la puerta del Centro de Congresos, donde se ha montado el evento, para no perderse las oportunidades de las primeras horas. Veintiún establecimientos comerciales -dos más que en marzo-, pertenecientes a los sectores de la confección, marroquinería y calzado así como decoración, son los que participan en la feria desde ayer hasta hoy, en horario de 11.00 horas a 21.00.

Falta de espacio

La sala de exposición del Centro de Congresos, ubicada en la planta baja, tiene un aforo muy limitado. De hecho, seis establecimientos comerciales no han podido montar sus puestos al no caber en el recinto.

La presidenta de la Asociación de Comerciantes, Antonia Pomares, dejaba clara su intención, ayer, de ampliar la oferta para la próxima edición que se celebrará en la primavera, después de las rebajas de invierno. Pomares no tiene decidido todavía si la feria cambiará de ubicación o se optará por colocar carpas en la plaza del Centro de Congresos. Algunos comerciantes se mostraban favorables a utilizar la segunda planta del Centro de Congresos para evitar el calor o la lluvia, según la temporada de celebración.

70.000 puestos estables

El alcalde, Alejandro Soler, acompañado por su familia visitó ayer por la mañana la feria del Stock de Calidad. Subrayó el valor de la iniciativa que, según él, «en una situación difícil brinda una oferta de calidad a los ilicitanos». Soler añadió que se trata de un evento que puede «provocar ilusión a la gente» porque ofrece «la combinación del consumo responsable con el poder picar algo en los alrededores».

De hecho, siete cafeterías y restaurantes cercanos al Centro de Congresos, como son Cafetería Ripoll, Laico, Hélike, Centre, Tapelia, Ambigú y Madeira, han aprovechado la feria para ofrecer a los visitante una tapa y una bebida por 1,50 euros, el mismo precio que estipularon los participantes en el Racó Municipal durante las pasadas fiestas patronales.

El concejal de Fomento, Emilio Domenech, al igual que Pomares y Soler, se mostró partidario de apoyar el asentamiento de la feria y de ampliar su oferta. Insistió en que es imprescindible para dar cabida a los establecimientos que se han quedado sin plazas. Los stocks que se están vendiendo son, en su mayoría, los restos de la temporada de verano. Su precio es, en general, cercano a una rebaja del 70% e incluso superior.

Doménech quiso enviar un mensaje a «los más de 70.000 ilicitanos que disfrutan de un puesto de trabajo estable» para que «normalicen el consumo».

La Verdad 21/09/2009

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp