Ikea dará el santo al centro de Madrid

En el centro de la ciudad, pero sin abandonar el extrarradio. Ésta es la nueva estrategia que podría adoptar Ikea, al menos, en Madrid. El grupo especializado en muebles y decoración estudia dar el salto al centro de la capital y abrir tiendas que sirvan como «escaparate» para que sus potenciales clientes puedan probar sus productos para luego comprarlos en uno de sus grandes almacenes.

 

Se trata de una iniciativa pionera a nivel mundial, que tiene como objetivo generar tráfico hacia los establecimientos que el grupo sueco tiene a las afueras de Madrid, según explicó Arturo García, director de Comunicación y Sostenibilidad de Ikea España, en declaraciones a Efe. La entrada en la ciudad no supondrá, sin embargo, un cambio en el modelo de negocio, sino que va encaminada a animar las ventas en un contexto marcado por la debilidad del consumo interno.

 

Entre las ideas de las tiendas de Ikea para dinamizar el negocio figura acercar los productos a las zonas más transitadas y comerciales de la ciudad. Eso sí, «de forma temporal, según campañas y como herramienta de márketing, nunca con la idea de venderlos allí directamente», explicó García. En este sentido, el responsable de Comunicación señaló que «se trataría de dejar al consumidor tocar el producto para que luego se acerque a su tienda de referencia para finalizar la compra». De este modo, Ikea no se plantea abrir grandes almacenes en el centro de las ciudades, sino que mantiene su intención de abrir superficies de unos 30.000 metros cuadrados en España, donde opera 15 tiendas. En verano, abrirá su primera superficie en la Comunidad Valenciana. Según el directivo, «Ikea vende en sus tiendas, además de productos, ideas de decoración, inspiración, y eso no tiene cabida en un establecimiento urbano de pequeñas dimensiones».

 

Venta online

Respecto a la venta a través de Internet García aseguró que Ikea tiene intención de vender online en el plazo de dos o tres años y achacó el retraso de la compañía en sumarse al comercio electrónico a las complicaciones que conlleva adaptar al mercado virtual la maquinaria logística de una empresa basada en precios bajos porque el usuario «se lo lleva y lo monta».

 

En 2013, ejercicio que cerró el 31 de agosto, Ikea facturó 27.900 millones de euros, un 3,1% más que un año antes. La cadena cuenta con 302 tiendas en 26 países.

 

Expansión 19/02/2014 (ver noticia)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp