La fiebre por el ‘real estate’ comercial salta de Madrid y Barcelona… a Bilbao

Los gigantes de la distribución lo quieren todo. A pesar de la pujanza del comercio online, algunas grandes insignias siguen apostando por los locales a pie de calle en las principales arterías urbanas para desarrollar su política comercial. Más allá de Madrid y Barcelona, la pelea por los mejores metros cuadrados comerciales está saltando a ciudades secundarias como Bilbao, donde Inditex, Mango y Apple están librando toda una batalla por ocupar los mejores emplazamientos en la concurrida Gran Vía vizcaína.

 

A finales de enero, la firma catalana de moda Mango llegó a un acuerdo para adquirir el edificio de la antigua sede de BBK, situada en el número 23 de la Gran Vía bilbaína. De la mano de Elitia Advisors, Isak Andic ha aprovechado la racionalización de inmuebles que ha llevado a cabo la entidad vizcaína, integrada en Kutxabank junto con la caja guipuzcoana Kutxa y la alavesa Caja Vital, para quedarse con su sede corporativa, ya en desuso, y reconvertirla en un gran espacio comercial en el corazón de Bilbao.

 

La operación sería una más si no fuera porque Mango ya puso en marcha hace menos de un año su gran establecimiento en Bilbao, tras adquirir y remodelar el antiguo edificio de la Cámara de Comercio, en el número 13 de la Gran Vía. Esta voracidad por ocupar metros cuadrados tiene que ver con su estrategia de nuevas marcas. Acaba de hacer algo parecido en Madrid y Barcelona, donde ha alquilado locales en las calles de Serrano y Rambla de Catalunya para proyectar Violeta, su nueva enseña de tallas grandes.

 

Estos dos movimientos estratégicos, además de concederle una posición privilegiada, han dejado fuera de juego al gigante Apple, interesado en abrir su propia tienda en la capital vizcaína y de momento a la espera de encontrar emplazamiento. Igual ha ocurrido con el gigante Inditex, que quiere llevar a cabo en Bilbao su nueva filosofía de tiendas más grandes, como ya ha ido testando a lo largo de 2013, año en que cerró más de 200 puntos de venta pero mantuvo su nivel de superficie de venta ampliando tiendas.

 

La pelea por instalarse en Bilbao, una de las capitales con mayor PIB per capita del país (30.000 euros), hace que los grandes retailers hayan trasladado hasta la ciudad del Nervión su afán por desarrollar la nueva tendencia de grandes tiendas bandera. Esta disputa por hacerse con buenos y amplios espacios puede trasladarse en breve a los bajos comerciales del Edificio Santander, en el número 4 de la Gran Vía, otro de los emplazamientos deseados que tiene previsto salir al mercado de inmediato.

 

Quien ya cuenta con un punto de venta en la Gran Vía de Bilbao es su rival más directo, la coreana Samsung, que en el número 20 y de la mano de El Corte Inglés, propietario del inmueble, abrió hace unos meses su espacio comercial más grande de Europa, una brand shop de más de 800 metros cuadrados bajo un concepto premium para exhibir y vender toda la gama de productos de la compañía: teléfonos móviles, tabletas, notebooks, cámaras digitales, equipos de audio/vídeo y electrodomésticos.

 

El Confidencial 16/02/2014 (ver noticia)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp