Los comercios de Segorbe lanzan una tarjeta para acumular descuentos frente a la crisis

La tarjeta permitirá al cliente obtener descuentos para nuevas compras. Contra la crisis, buena cara e imaginación. Ésta es la máxima que trata de imprimir la Federación Empresarial Comarcal del Alto Palancia a sus asociados, con algunos de los cuales ha decido lanzar al mercado la llamada tarjeta de fidelización comercial.

Por ello, la federación ha solicitado al Ayuntamiento de Segorbe la autorización necesaria para instalar un distintivo identificativo en el exterior de la veintena de establecimientos comerciales adheridos a la iniciativa, la mayor parte radicados en la capital del Palancia. La tarjeta de fidelización, que posiblemente entrará en funcionamiento a partir del próximo mes de septiembre, dará al cliente la posibilidad de acumular descuentos en las compras que realice, de forma que posteriormente podrá utilizar las ofertas en aquellos comercios en los que previamente los haya conseguido.

La puesta en marcha de la tarjeta es una de las iniciativas más trabajadas por la federación en los últimos tiempos. «La agrupación ya lleva trabajando la idea desde hace más de medio año», explicó, en este sentido, a LAS PROVINCIAS Castellón el secretario de la sección comercial, José Miguel Pérez Soriano.

La mayor parte de las empresas y comercios segorbinos están inscritos en la Federación Empresarial y Comercial del Alto Palancia (Fecap), que agrupa a unas 7.000 firmas, de las que casi dos tercios están ubicadas físicamente en la ciudad de Segorbe.

El movimiento e importancia comercial de la capital del Palancia fue analizado el pasado año por la Conselleria de Innovación y Competitividad, que descubrió que la ciudad tiene una superficie comercial media superior a la del resto de la Comunitat, con 1.697 metros cuadrados por cada 1.000 habitantes frente a los 1.043 de media autonómica.

La ciudad de Segorbe tiene más de 22 comercios por cada 1.000 habitantes, lo que quiere decir que en total tiene casi unos 200 establecimientos, de los que casi la mitad (el 43 %) se dedican a la venta de productos alimenticios. Los negocios dedicados a la venta de productos para el equipamiento del hogar se sitúan en un 42%, seguidos por los dedicados a textiles, confección, calzados y artículos de cueros, con un 31%.

La estratégica ubicación de Segorbe entre Valencia y Aragón ha hecho que históricamente la ciudad haya tenido siempre un gran e importante peso específico en el ámbito comercial, máxime teniendo en cuenta que antiguamente la localidad era la única vía por la que se podía acceder del interior a la costa.

Por otro lado, la FECAP ha puesto en marcha el denominado Proyecto Palancia, pensado para el desarrollo y promoción conjunta de los productos y servicios de calidad originarios de la comarca del Alto Palancia.

Se trata de un proyecto de desarrollo local promovido por un grupo de empresas de la zona y liderado por esta federación, a través del cual se apoya a la producción de calidad así como a los valores comarcales del territorio y su paisaje.

El Proyecto Palancia inició su andadura en el año 2007 a instancias de FECAP, del Impiva y de un grupo de productores de la zona vinculados a los sectores agroalimentario, hostelero y de restauración, pero es en 2008 cuando se presentó la iniciativa, tras la definición de la estrategia de desarrollo y su plasmación en un proyecto técnico. A partir de ahí, se han comenzado a ejecutar las primeras actuaciones.

En este contexto, con el territorio y el paisaje, sus valores, como base del proyecto, se desarrolla una iniciativa de cooperación intersectorial en el marco de la calidad que tiene en el aceite, de reconocido y creciente prestigio, su eje de actuación y promoción en torno al cual se potencian, además de éste, otros productos y servicios de la comarca.

Las pymes participantes se plantean el desarrollo de un ambicioso proyecto conjunto, conscientes de la entidad de la oferta existente, de su creciente calidad y de la necesidad de consolidar mercados, al mismo tiempo que expandirse y aprovechar ventajas competitivas, como las sinergias resultantes de la colaboración intersectorial y la integración de la cadena de producción, o la creciente valoración de la calidad y la diferenciación.

En la actualidad, el grupo de trabajo está constituido por diez empresas, con sede en tres municipios de la comarca. Entre ellas, participan una de elaboración de mermeladas y otros derivados de la fruta, una bodega, una cooperativa agrícola de producción de aceite, una fábrica de ajoaceite y dos empresas de transformados cárnicos, además de otras cuatro ligadas a la hostelería y la dinamización turística.

Las Provincias 14/09/2009

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp