Los puentes festivos le costarán a la Comunidad Valenciana el próximo año al menos 2.200 millones de euros

Los empresarios lamentan la demora en el traslado de los festivos a lunes y citan esta semana como ejemplo de «falta de productividad»

 

Los puentes festivos le costarán a la Comunidad Valenciana el próximo año al menos 2.200 millones de euros. De acuerdo con los cálculos del Ejecutivo autonómico, cada ocasión que se concatena una festividad con una jornada laborable y un fin de semana, la afectación en términos de Producto Interior Bruto (PIB) asciende a setecientos millones de euros en el caso de que el festivo sea autonómico y a cuatrocientos en los de ámbito estrictamente municipal.

 

Un informe interno de la CEOE más conservador indica que el «privilegio» de cada puente o «acueducto» le puede costar a la economía española cerca de 4.830 millones de euros -unos quinientos millones en el caso de la Comunidad Valenciana-, lo que equivale al 0,45 por ciento del PIB.

 

El absentismo laboral y los costes logísticos que supone la apertura y cierre de las industrias acumulan el grueso de las pérdidas como consecuencia de los puentes festivos.

 

Incluso, la casuística de las empresas puede dar lugar a otras dos alternativas. La primera es que los trabajadores se repartan los puentes. O bien, que la compañía decida cerrar esos días porque, con la continuidad de jornadas festivas le resulta más lesivo abrir sus puertas, ya que es posible que no trabajen los clientes o los suministradores.

 

Bajas en los contratos

Este hecho tiene una demostración muy clara en los miles de contratos que se dan de baja en la Seguridad Social al comienzo del periodo para darlos de alta, otra vez, al final del mismo.

 

La Comunidad Valenciana, con su presidente, Alberto Fabra, a la cabeza, fue la primera autonomía en avanzar una medida en este sentido.

 

Sin embargo, la ausencia de acuerdo con el colectivo fallero y las susceptibilidades generadas por la posibilidad de desplazar en el calendario la conmemoración del 9 d’Octubre, propiciaron que la Generalitat diera marcha atrás en su intención de trasladar a lunes los dos festivos de ámbito autonómico.

 

Actualmente, de los catorce festivos anuales, siete son fijos en todo el territorio nacional, dos pueden ser trasladables a gusto de cada región, tres son de las comunidades autónomas y dos, locales. Es decir, sólo siete son comunes para todo el país.

 

La CEOE y Cepyme, la patronal de la pequeña y mediana empresa, sugieren dejar solo tres días inamovibles: el 1 de enero, Año Nuevo; el 12 de octubre, el Día de la Hispanidad; y el 25 de diciembre, día de Navidad

 

De esa forma, el calendario laboral aprobado por la Generalitat para el próximo año no contempla cambios en las festividades y arroja dos puentes catalogados como «dañinos para la productividad» por parte de la patronal autonómica Cierval, que pasa por ser una de las principales defensoras de una medida que había anunciado el Partido Popular en el programa con el que concurrió a las pasadas elecciones generales y que deberá esperar al menos hasta 2014 para reflejar su plasmación.

 

Los empresarios lamentan circunstancias como la vivida esta misma semana, en la que «solo ha habido dos días hábiles» de trabajo -el miércoles y el jueves-.

 

Una circunstancia que merma la actividad económica, especialmente en el ámbito industrial, y que apenas ha tenido eco en el ámbito del turismo, donde las cifras de ocupación no son especialmente optimistas. De hecho, en Valencia los establecimientos hosteleros afrontan este puente con descuentos de hasta el cuarenta por ciento para atraer visitantes en una ciudad que ayer amaneció prácticamente desierta en sus principales centros neurálgicos.

 

Esta situación afecta especialmente al sector comercial, que en pleno arranque de la campaña de otoño ven también mermadas sus posibilidades de venta.

 

Así las cosas, este año dará paso a 2013 con un primer puente, los días 31 y 1 de enero -lunes y martes-. En marzo, la Generalitat ha optado por situar como festivo el día 18 que, junto al 19 -también lunes y martes- permitan encadenar cuatro jornadas festivas con el objetivo de impulsar la actividad turística con motivo de las Fallas. Una medida aplaudida en Valencia pero que apenas tendrá repercusión en las provincias de Alicante y Castellón.

 

Sector turístico

El calendario fija otro puente festivo para el 15 y el 16 de agosto -jueves y viernes-. La conmemoración de la Asunción, de ámbito nacional, apenas tuvo efectos visibles para el sector del turismo este año.

 

El resto de los festivos del año 2013 -29 de marzo (Viernes Santo), 1 de abril (lunes de Pascua), 1 de mayo (día del Trabajo), 9 de octubre (Día de la Comunitat Valenciana), 12 de octubre (Día de la Hispanidad), 1 de noviembre (Todos los Santos), 6 de diciembre (Día de la Constitución) y 25 de diciembre (Navidad)- no propiciarán puentes, ya que caen en miércoles, viernes o, incluso, en fin de semana.

 

ABC 13/10/2012 (Ver noticia)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp