Mercadona experimenta en Gandia

Mercadona ha iniciado una experiencia piloto en seis tiendas de Gandia en las que cobra por las bolsas de plástico que antes daba de manera gratuita y sin límite a sus clientes. La cadena de supermercados de Juan Roig ofrece tres opciones. La más económica cuesta dos céntimos de euros y es exactamente igual que las que sigue repartiendo gratuitamente en el resto de establecimientos que están fuera del experimento piloto. La siguiente opción cuesta diez céntimos y se trata de una bolsa más grande y resistente. La opción más cara asciende a 60 céntimos y tiene un diseño similar a las grandes bolsas-cesta que Carrefour empezó a vender hace meses ya que, además ser más resistentes, están pensadas para reutilizarse hasta un mínimo de 50 ocasiones.

Este experimento empezó a ser visible para el cliente de la Safor desde el pasado 18 de octubre. El objetivo de esta acción, según explican desde la empresa valenciana, es «saber cómo reacciona el cliente» y planificar, de la forma más adecuada posible, el cumplimiento de la nueva normativa sobre el uso de bolsas de plástico que obliga a una drástica reducción de este producto. «El objetivo es definir, cómo debemos llevar a cabo la obligación legal que tenemos todos de cumplir el Plan Nacional Integral de Residuos (PNIR), y que nos obliga a reducir el consumo de las bolsas de plástico en un 50%», explican desde la cadena de supermercados.

La filosofía que quiere transmitir Mercadona a sus clientes se centra en la importancia de no malgastar los recursos. «Vamos a concienciar sobre la importancia de reutilizar, fomentando que los clientes vengan a comprar con sus propias bolsas o cestos, y sobre el reciclado al final de su vida útil».

Bolsa de basura

Al margen de la clásica bolsa de Mercadona, que ya muchos usan para agrupar la basura, la cadena valenciana pone a la venta una bolsa reutilizable de plástico «con un mínimo de diez usos, cuyo precio será de diez céntimos de euro y que además se ha diseñado con un tamaño que permite darle un uso final como bolsa de basura». Esta bolsa permite una notable capacidad de transporte y, tal y como se nota al tocarla, es de un material más resistente que el de la clásica bolsa habitual.

La tercera opción la ha bautizado bautizado Mercadona como «cesta de plástico de larga vida» y cuenta con una duración mínima de cincuenta usos y un precio de sesenta céntimos de euro.

«El objetivo es que este tipo de bolsas convivan con la bolsa tradicional que durante el periodo final de la prueba se cobrará a su precio de coste, dos céntimos», explica Mercadona que circunscribe el experimento de cobrar por las bolsas de plástico únicamente a los seis establecimientos que tiene en la zona de Gandía aunque recuerda que esta obligada a reducir en un 50% el número de bolsas de un solo uso que utilizan sus clientes.

Las Provincias 02.11.10 (Ver noticia)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp