Valencia: Los comerciantes del centro proponen un almacén subterráneo para carga y descarga

Varias personas de compras. Los comerciantes del centro histórico son conscientes de la falta de aparcamiento que existe y los problemas que generan las furgonetas con la carga y descarga de material. Por ello, han propuesto a la Conselleria de Infraestructuras y al Ayuntamiento la construcción de un almacén subterráneo en el parking que se ejecutará en la avenida Marqués de Sotelo. «Es una idea muy novedosa, pero que ya funciona en Málaga y por eso queremos implantarla en Valencia para reducir los problemas en el transporte de la mercancía», afirmaba ayer el presidente de los asociación de comerciantes del centro histórico, Salvador Ferrandis.

 

La propuesta va más lejos y la intención es la de habilitar el material en el subsuelo y permitir que camiones, furgonetas y autobuses puedan aparcar en el aparcamiento puesto que actualmente ningún parking tiene la altura suficiente para que los vehículos de gran tonelaje puedan acceder. «De esta forma, liberaríamos las calles del centro del tráfico de carga y descarga que restan muchas plazas a los demás coches», explicaba Ferrandis.

 

La mercancía se desplazaría a cada una de las tiendas con unos vehículos eléctricos y de esta forma también se evitaría el consumo de combustible y se potenciaría el respeto con el medio ambiente. «Tanto el Consell como el Ayuntamiento vieron viable nuestro proyecto que se realizará en el momento en el que comience a ejecutarse el túnel de la línea T2 que conectará Nazaret con el centro histórico», puntualizó Ferrandis, durante el acto de presentación de un estudio realizado sobre la opinión que tienen los clientes de las tiendas concentradas en el centro histórico.

 

Desde la entidad empresarial también aseguraron que se tiene que trabajar mucho en reducir el coste de los aparcamientos porque son muy caros. De hecho, las revistas especializadas aseguran que Valencia es una de las ciudades con el precio de los aparcamientos más caros de España.

 

Los clientes también critican que los fines de semana hay poco transporte público y justo cuando más gente acude al centro para realizar sus compras. «Es una demanda que no cesamos de trasladar a la administración porque son los que lo tienen que solucionar», afirmaba ayer desde la entidad.

 

Pero los clientes también ven del centro histórico lo positivo. Una zona calificada de acogedora, con encanto y muy agradable y con tiendas especializadas. Además, una de las curiosidades que destacan los clientes es el color naranja para identificar el centro y el olor es a pólvora. «Debemos seguir trabajando para fidelizar a nuestra clientela porque antes eran vecinos del barrio, ahora son ciudadanos que vienen expresamente a nuestras tiendas y por eso les debemos dar un trato especial», explicaba Salvador Ferrandis.

 

Desde la entidad también destacaron que en los próximos meses deben seguir trabajando para potenciar la tecnología en su propio beneficio. «Además, nos encontramos en una situación crítica que no sólo ocurre en la ciudad, sino en el resto de España y por eso debemos trabajar para obtener buenos resultados», afirmaban desde la entidad.

 

8.200 personas trabajan directamente en los comercios del centro histórico, por eso para la entidad es muy importante que se busquen alternativas para evitar el cierre de las tiendas. «No podemos decir que la crisis no nos esté afectando y sabemos que se están cerrando algún que otro comercio, pero en muchos casos lo que se ha producido es un cambio generacional o un cierre por jubilación», señalaba el portavoz de la entidad comercial.

 

Los empresarios esperan que con la construcción del parking y el almacén subterráneo puedan solucionar la falta de plazas.

 

Las Provincias 09.04.09

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp