Alicante: El precio del alquiler de locales se mantiene a pesar de la crisis

Parece que la crisis no ha llegado a los propietarios de locales comerciales. Al menos esa es la opinión del Colectivo de Comerciantes por Alicante. El precio de los alquileres de locales se mantiene en la ciudad, a pesar del descenso de las ventas y de la recesión del consumo. Esta circunstancia, si cabe, complica un poco más la situación económica a los comerciantes. Por ello, desde el colectivo plantean implantar una tasa a los propietarios de los locales comerciales cerrados.

El presidente de los comerciantes alicantinos, Pedro de Gea, explica que «el que tiene un local cerrado, por ejemplo, de 80 metros cuadrados en la calle Gerona y pide por el 4.500 euros en estos momentos es que no quiere alquilarlo». Y eso, explica «no se puede permitir». Por eso, al pasar las fiestas navideñas, tienen previsto estudiar la manera de establecer esta tasa en los casos en los que es flagrante que el propietario no está interesado en la venta o en el alquiler del establecimiento comercial.

De 10.000 a 300 euros


El precio de un alquiler de local comercial de entre 80 y 120 metros cuadrados oscila en Alicante entre los 10.000 euros mensuales que se pueden pagar en Maisonnave; hasta los 300 de Virgen del Remedio o Juan XXIII, la zona más barata de la ciudad, según explicaron a LAS PROVINCIAS desde el Colectivo de Comerciantes por Alicante.

Los alquileres se reducen según se alejan del centro neurálgico del comercio. A pesar de ello, De Gea afirma que la media en las calles de Benalúa o San Blas más cercanas a El Corte Inglés se paga del orden de 2.500 a 3.000 euros por un local tipo, es decir, de entre 80 y 120 metros cuadrados.

En las denominadas zonas emergentes de la ciudad, como la avenida del Pintor Xavier Soler o en el Bulevar del Pla, el coste mensual de un local de esas mismas características asciende a unos 3.000 euros. Eso, a pesar de que en estas dos vías la crisis ha pasado factura y hay numerosos establecimientos que han echado el cierre.

En el Bulevar del Pla, a la bajada de ventas por la crisis se han sumado las dificultades por las que ha pasado recientemente la zona por las obras del tranvía.

También la avenida de la Estación, después del año de obras, ha sufrido el cierre de locales. A pesar de ello, se están pagando unos 3.000 euros mensuales por el alquiler. Eso, cuando todavía no se ha abierto al tráfico la vía y empieza a verse un poco de luz tras once meses de obras por la implantación del tranvía y el aparcamiento subterráneo. Los comerciantes de esta avenida esperan poder aguantar un año más cuando la vía forme parte, junto con Maisonnave, del eje comercial más relevante de la ciudad.

El elevado precio de los alquileres en la zona del centro tradicionalmente comercial también ha vaciado calles como la del Teatro o Gerona. Allí, según el responsable de los comerciantes alicantinos, por los locales de 80 metros se están pagando entre 3.000 y 4.000 euros de alquiler al mes. Y el cierre en el último año ha sido en cadena. Más de media docena de establecimientos no han podido soportar el tirón por el espectacular bajón de ventas mientras seguían haciendo frente a los elevados alquileres.

Al existir locales vacíos se produce el llamado «efecto contagio». Y ponen como ejemplo la calle San Vicente, donde durante este año se han producido numerosos cierres.

Por el contrario, una zona que ha visto aumentar sus precios en el último año ha sido la más próxima al mercadillo de la calle Teulada. Allí, por ejemplo, los establecimientos se están alquilando hasta por 3.000 euros. «El movimiento de gente que acude al mercado atrae clientes para el resto del comercio. Y eso se paga», explica De Gea.

Las Provincias 15/12/2008

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp