El Consell limitará la apertura en domingo de los bazares chinos a partir de enero

 

La ley de acompañamiento de los presupuestos de la Generalitat para 2009, que se aprobará la semana que viene, incluye una medida con la cual se pretende poner coto a la apertura en la Comunitat durante domingos y festivo de grandes bazares de productos asiáticos. El objetivo del Consell es que el derecho de abrir se ajuste a comercios de tamaño y estructura familiar, por lo que se reduce a la mitad el espacio de los negocios que pueden permanecer abiertos el día que deseen.

Con esta medida, anunciada el pasado mes de febrero y ejecutada a través de la ley que entrará en vigor a partir de enero, la consellera de Industria, Comercio e Innovación, Belén Juste, se hace eco de la demanda de la Confederación Valenciana de Comercio (Covaco), cuyo respaldo al Consell fue fundamental para ampliar de ocho a nueve del número de festivos anuales de apertura comercial.

 

La directora general de Comercio y Consumo, Silvia Ordiñaga, constató la voluntad del Consell de satisfacer a Covaco «ante la aparición y expansión de establecimientos que no cumplen el espíritu de empresa familiar que dio origen a esta excepción y que actualmente venden de todo».

El líder de Covaco, Pedro Reig, verá cumplida su demanda de que se rebaje de 300 a 150 metros cuadrados útiles la superficie máxima de exposición y venta para que un comercio tenga plena libertad para abrir al público.

Reig ya declaró a LAS PROVINCIAS que la regulación vigente no ha dado buenos resultados y que su consecuencia ha sido la proliferación de tiendas multiprecio «conocidas como bazares chinos» que han sustituido progresivamente a comercios tradicionales valencianos.

La incorporación de esta medida a la ley de acompañamiento que se aprueba de forma inminente es la fórmula «más rápida», según reconoció Ordiñaga a este periódico tiene como objetivo lograr «controlar y ajustar al espíritu real de la norma un derecho que no se ejercía de manera que protegiese al comercio familiar».

Según la directora general de Comercio y Consumo, la reducción del tamaño de los negocios con plena libertad para abrir «se enmarca dentro del apoyo al comercio urbano y de proximidad que se ofrece desde la Generalitat».

A partir de enero, según fuentes del Consell, se espera que la ley entre en vigor, de modo que muchos comercios multiprecio que actualmente abren de manera permanente deberán someterse a las nuevas condiciones que dicta la Generalitat.

El pequeño comercio valenciano, con su espíritu plenamente familiar, consideraba que en localidades de tamaño medio de la Comunitat donde se abrían este tipo de grandes bazares se producía una competencia desigual.

 


Mediante la ley de acompañamiento de los presupuestos de la Generalitat para 2009, el Consell realiza modificaciones en una docena de normativas. Las variaciones afectan a leyes de contenido económico con el objetivo de recortar impuestos, si bien también se producen cambios en normativas de contenido educativo o, como es el caso de la reducción del tamaño de los negocios con derecho a abrir (sin pertenecer a grandes cadenas), de índole comercial.

Las Provincias 15/12/2008

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp