Andalucía cobrará 30 euros al año por usar bolsas de plástico

El plan de austeridad ha puesto a las rentas altas en el ojo del huracán. El Gobierno lleva meses demandando a las clases pudientes un “esfuerzo solidario” con el resto de la sociedad.

 Mientras concreta su mensaje, las comunidades gobernadas por el PSOE han pasado a la acción con una subida de los tramos más altos del Impuesto de la Renta. Pero el esfuerzo de los ricos no tapa el déficit. Por eso, Andalucía ha innovado con un nuevo impuesto verde del que no se librará nadie. Cada andaluz pagará de media 30 euros año por el nuevo tributo sobre las bolsas de plástico de un solo uso que distribuye el comercio.

En concreto, la Junta de Andalucía alega que el objetivo de este nuevo impuesto es “disminuir la utilización de las bolsas”, “la contaminación que generan” y “proteger el medio ambiente”. Y para ello, impondrá un pago de cinco céntimos por bolsa en 2011 y 10 céntimos a partir de 2012. Cada ciudadano consume al año entre 280 y 300 bolsas de plástico, según datos del Ministerio de Medio Ambiente. Por tanto, deberá abonar una media de hasta 15 euros en el primer año de aplicación del impuesto y de 30 euros, a partir de 2012.

“Nuestro objetivo y voluntad es que ojalá no recaudáramos nada y se eliminasen por completo las bolsas de plástico, pero será algo paulatino”, explicaba la portavoz de la Junta, Mar Moreno. En la lenta agonía de las bolsas parece estar la clave fiscal de esta medida, porque teniendo en cuenta los más de 7 millones de personas que viven en Andalucía, la recaudación el primer año podría rondar, como admite la Junta, los 100 millones de euros en 2011; y superar los 200 en 2012.

 El presidente de la Junta de Andalucia, José Antonio Griñán

La subida del IRPF a los tramos más altos de la renta aprobada por el Gobierno de José Antonio Griñán afectará a 23.500 andaluces y supondrá una recaudación extra de 31 millones de euros. Ni siquiera, el incremento del IRPF a los ricos emprendido por Cataluña se acercaría en ingresos al nuevo impuesto sobre las bolsas. El tripartito espera recaudar en el entorno de 75 millones. En definitiva, un hogar medio andaluz (2,8 personas, según datos del INE) abonará un pago extra de 84 euros al año por el tributo a las bolsas. Si se une a los 300 euros de media que ha supuesto la reciente subida del IVA, el castigo fiscal es considerable.

“Si el consumidor los asume como un gasto, fenomenal para la Hacienda pública. Pero en ese caso, el impuesto no estaría cumpliendo su justificación medioambiental”, explica Jesús Sanmartín, presidente del Registro de Economistas Fiscales (Reaf). Éste considera que la motivación del nuevo tributo es “disuasoria”. Es decir, pretende cambiar un hábito de consumo a base del castigo fiscal. Aunque recuerda que ya existen otros impuestos “disuasorios” sobre el tabaco, los hidrocarburos, el alcohol o los vehículos que no tienen un efecto determinante en la demanda.

Problemas jurídicos

Otro de los problemas jurídicos de esta medida, como apuntaba en un estudio el catedrático de Derecho Financiero de la Universidad de Barcelona, Lluís M. Alonso, es que se va a aplicar un impuesto que supera con creces el coste real de una bolsa (base del tributo), entre 2 y 3 céntimos. Además, la ley de residuos ya obliga a las empresas a destinar una parte del coste de la bolsa a financiar los sistemas integrales de gestión de residuos. Es decir, según las interpretaciones, podría darse el caso de una doble imposición.

¿Qué ocurre en otras autonomías con este asunto?

El comercio está obligado a buscar una alternativa a las bolsas de plástico. El plan nacional integrado de residuos exhorta a la reducir en un 50% el uso de las bolsas hasta 2015. Pero como en muchas otras materias, las comunidades tienen la sartén por el mango. Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia, Cataluña o Castilla y León, entre otras, han llegado a acuerdos de adhesión voluntaria con las empresas de la distribución minorista. En éstos se fijan básicamente el calendario de reducción y las políticas de seguimiento. Eso sí, no todos los formatos comerciales son iguales, por eso, se ha dejado cierta libertad de adaptación a cada empresa.

Expansión 02.09.2010 (Ver noticia)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp