Artículo de prensa: Buenas prácticas comerciales en localidades pequeñas: Outlet de Allariz (Ourense)

De pequeña pasaba algunos días en la casa de mis abuelos en un pequeño pueblo de Ourense. De camino solíamos parar en Allariz donde comíamos en un restaurante del centro histórico y comprábamos “cañitas” en la pastelería de la carretera.

 

Recuerdo con morriña las calles empedradas, el puente románico y el río Arnoia de este pequeño municipio de apenas 5.506 habitantes (INE, Padrón Municipal a 1 de enero de 2007), por eso  de regreso de mis vacaciones a Valencia decidí pasar allí la noche en un hotel rural para enseñarle el municipio a mi marido.

 

Hace aproximadamente cuatro años que no visitaba Allariz y me quede impresionada. El centro histórico ha sufrido una completa reconversión: peatonalización, parkings, fachadas reformadas, tiendas nuevas, nuevos hoteles, etc.

 

Según he investigado, el Concello de Allariz ha impulsado un programa coordinado de actuaciones cuyo objetivo central es mejorar sustancialmente las condiciones de vida y los atractivos locales. En un hábitat en proceso de despoblación y abandono, la iniciativa del Ayuntamiento del Concello bajo el lema «Allariz un lugar para vivir», encierra un importante potencial. Las prácticas puestas en marcha abarcan desde la ordenación territorial, la rehabilitación del casco histórico, abastecimiento de agua, iniciativas de ahorro energético, tratamiento de residuos, transporte para enlazar los distintos núcleos. Allariz ha recibido por ello el Premio Europeo de Urbanismo.

 

Una de las actuaciones que más me impresionó, y que es el motivo por el que escribo este artículo, es la puesta en marcha de un outlet en el casco histórico.

 

El proyecto de implantar un outlet en esta localidad es fruto de un convenio de colaboración suscrito por el Concello de Allariz y la Consellería de Vivenda de la Xunta de Galicia cuyo presupuesto asciende a 1,9 millones de euros.

A través de este convenio se han rehabilitado viviendas del casco antiguo adecuándolas a la actividad comercial de outlets a través de adjudicaciones. A cambio, los propietarios obtienen una revalorización de la propiedad. Las concesiones, en un principio de 15 años, incluyen unos atractivos precios de alquiler con una media de 7 euros el metro cuadrado más IVA, menos retenciones, dependiendo del local.

 

La oferta incluye bajos desde 30 metros cuadrados hasta 150. En el caso de renovar la concesión los propietarios tendrían que devolver la inversión realizada con una regularización de los precios regulados según el mercado inmobiliario.

Una de las condiciones que tuvieron que aceptar los empresarios que conforman el outlet de Allariz fue la apertura en fines de semana y festivos. ’La disponibilidad horaria es fundamental para atraer a los clientes que vienen de fuera’, confiesa Mabel Caride, de Massimo Dutti. Cada fin de semana, los establecimientos se llenan de personas llegadas de los sitios más dispares de Galicia, Portugal o comunidades limítrofes como Castilla y León o Asturias. Además, el atractivo turístico que Allariz presenta para madrileños, catalanes y vascos, en periodos vacacionales como éste, hace de ellos los clientes más fieles de estos establecimientos. En casos como Trinidad Viduera o OBBM, la tienda multimarca con complementos de las casas Valentino, Dolce&Gabana, Custo Barcelona, Versace o Gucci, los comerciantes confirman que el 90% de las ventas se realiza a ’gente de fuera de Allariz.

 

Allariz intenta convertirse en un punto de referencia para la moda en España. Además del mencionado outlet en la zona medieval, la Escuela de Diseño Felicidad Duce y el Ayuntamiento de Allariz (Ourense) celebran una pasarela de moda que reúne varias características que la singularizan y la hacen acreedora de un espacio en el escaparate español de la moda.

 

En realidad, se trata de mucho más que un desfile de fin de carrera, aunque en su origen el planteamiento fuese mostrar el trabajo de los alumnos de la Escuela Felicidad Duce, un renombrado e histórico centro de diseño de Barcelona que hace 8 años creó una nueva escuela en la localidad ourensana de Allariz. El desfile de Allariz también rompe tópicos.

 

En la tendencia de la sociedad actual a combinar el gusto urbano con los placeres de la naturaleza, esta pasarela se presenta en un núcleo a caballo entre lo rural y lo urbano, y monta su estructura en las orillas del río Arnoia, en el marco de una alameda.

 

Siempre he buscado en los congresos y conferencias sobre comercio urbano y urbanismo comercial ejemplos de actuaciones comerciales en municipios pequeños o medianos. Creo que el caso de Allariz nos puede servir como motivante para que los pequeños hagamos cosas grandes.

 

Adjunto algunas fotos. www.cotoconsulting.com/Fotos_Allariz_Outlet.pdf

 

 

Mª José Machado Fernández
COTO CONSULTING
coto@cotoconsulting.com
www.cotooconsulting.com

 

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp