Aspe: El encanto del centro

La abundante oferta de complejos comerciales que están agotando al pequeño comercio en muchos municipios de la provincia se contempla con optimismo en la localidad de Aspe. A finales del presente mes de junio, el Ayuntamiento y la Asociación de Comerciantes y Afines tienen previsto recibir sendos informes coordinados por la Oficina Técnica PATECO, del Consejo de Cámaras Oficiales de Comercio sobre los que construir un plan de acción comercial a largo plazo que defina las líneas maestras con las que se quiere rediseñar la actividad comercial en la localidad. Entre toda esa gama de posibilidades, la apuesta de la asociación de comerciantes es la consolidación del casco urbano de Aspe como un centro comercial abierto en el que la variedad de tiendas, ocio y cultura sea equivalente a la de los grandes complejos pero con el encanto y el atractivo de estar ubicado en un casco histórico tradicional.

a definición de este novedoso concepto podría comprenderse como un área comercial donde existe una masa de establecimientos multisectoriales, como tiendas, restaurantes, cines y otros centros culturales. Las calles de cualquier casco urbano podrían entrar en esta definición de no ser porque un centro comercial abierto aprovecha toda esta infraestructura para unificarla en una imagen corporativa común tras la que se realizan campañas publicitarias y promocionales conjuntas, unificación de horarios y compra conjunta de suministros para abaratar costes.

Los comerciantes socios de estas iniciativas suelen ofrecer además productos como una tarjeta de crédito única o descuentos en zonas de aparcamiento.

Con mayor o menor similitud, dentro de la provincia existen ciudades como Elche, Alcoy o Alicante que disponen de estos centros comerciales abiertos en su municipio. De esta manera, y aprovechando las tesis que numerosos expertos expusieron en el I Foro de Comercio Urbano celebrado durante el mes de mayo en Málaga, el presidente de la Asociación de Comerciantes de Aspe, José Galipienso, recupera esta idea para unificar la oferta contra las grandes superficies. «La experiencia en otros lugares nos dice que lo que más cuesta es la primera calle. Después, todos quieren participar en el proyecto». En este sentido, Galipienso explicó que, en el caso de recibir luz verde, el centro comercial abierto exigirá replantear los accesos de varias calles, habilitar nuevos aparcamientos, reformar fachadas y homogeneizar, en resumidas cuentas, el entorno comprendido entre la Plaza Mayor y el Mercado de Abastos para que gane atractivo turístico y comercial.

La parte de un todo

La asociación, que agrupa a 200 de los 400 propietarios de comercios del municipio, recibió una subvención de 19.500 euros de la Generalitat para estudiar la viabilidad del centro comercial abierto. La disposición de las autoridades locales es reservada aunque positiva. «El Plan de Acción Comercial que ha elaborado el Ayuntamiento con la colaboración de la Consellería de Comercia contempla este proyecto como una de las muchas posibilidades ha desarrollar en el futuro en la localidad, de manera que puede ser que los técnicos que redactan el informe desconsejen finalmente la consolidación de ese centro comercial abierto», sostuvo el concejal del área, Juan Antonio Pérez Sala. Sin embargo, el edil explicó que la implicación del Ayuntamiento se traducirá también en complementar la oferta comercial de la Asociación con el fomento de espacios culturales, como puedan ser teatros y salas de exposición.

A finales de mes, las conclusiones de ambos estudios podrían conocerse, de manera que, según explicó el edil, en septiembre se decidirá si este proyecto marcará o no el futuro comercial de Aspe.

Fuente: Diario Información 20/06/2008

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp