Dénia paraliza la construcción del teatro y centro comercial que impulsaron PSPV-BNV

La concejala de Ordenación del Territorio, Pepa Font, junto a la alcaldesa de Dénia, Ana Kringe, y los ediles Miguel Llobell y Juan Colado, en el pleno celebrado ayer a mediodía. El equipo de gobierno de Dénia dio, ayer, un paso más para paralizar y anular el programa urbanístico de Torrecremada, donde iba un centro comercial, uno multicultural en el Bosc de Diana, terreno para ampliar el colegio Raquel Payà, para el conservatorio de música y la conexión con la Ronda Perimetral Sur.

 

El pentapartito (PP, CU, GD, PSD y Grupo Mixto) votó a favor de la revisión de oficio para anular el acuerdo de abril de 2007 en el que se aprobaba el PAI de la unidad de ejecución T-1 de Torrecremada. Mientras que la oposición, PSPV y BNV, votó en contra.

 

 La edil de Ordenación del Territorio, Pepa Font, recordó que la revisión se hace después de «recibir un requerimiento de la Conselleria debido a defectos en la tramitación» de este proyecto urbanístico adjudicado a Realia Business. Font, añadió, que dicha tramitación «no está adaptada a la legalidad» y «eso es lo que deberá resolver el Consell Jurídic Consultiu (CJC)».

 

La edil indicó que en el pleno del 17 de septiembre «teníamos tres meses para reiniciar el procedimiento y enviar al CJC los documentos requeridos» y añadió que ese plazo «acaba el 18 de diciembre. Después el CJC tiene un mes para resolver, que remitirá al pleno y el Ayuntamiento tiene 3 días para asumir el dictamen».

 

Sin embargo, la precisión de plazos no convenció al portavoz del BNV, Pau Reig, quien expuso los suyos, que no coinciden con los del equipo de gobierno. Reig señaló que fue el 5 de agosto cuando «comienza el plazo de tres meses para que el CJC dictamine respecto a la anulación del T-1» y apuntó que «ese plazo no finaliza ni el 17 de noviembre, ni el 18 de diciembre, puesto que en el informe del secretario dice que los tres meses de emisión de informes se han visto interrumpidos en dos ocasiones y el plazo volvería a reiniciarse cuando el Ayuntamiento remita al Consell la documentación, incluido el acuerdo plenario».

 

También, la portavoz del PSPV, Paqui Viciano argumentó que «los plazos no son los argumentados por el equipo de gobierno».

 

Discutido esto, la oposición abordó lo que supone anular este «proyecto emblemático» aprobado cuando socialistas y nacionalistas gobernaban. Reig recordó que se preveía un centro comercial, un centro multicultural que incluía el teatro, además de la ampliación del colegio Raquel Payà.

 

Pero, además, también se «verán afectados el conservatorio y la Ronda Perimetral Sur, que se inicia pasando por Torrecremada», indicó el nacionalista, quien preguntó al equipo de gobierno si ya tenían pensado dónde levantarán ese centro comercial, ese teatro o cómo van a desbloquear, ahora, la Ronda Sur.

 

 

Reig criticó que el pentapartito pretenda «retrasar proyectos importantes y necesarios para el municipio» y añadió que la anulación del T-1 supondría un «retraso para el pueblo dianense».

 

Viciano afirmó que «lo que queda claro son las ganas desmesuradas de acabar con proyectos emblemáticos, gestionados por el anterior gobierno y que daban respuesta a demandas de nuestra ciudad».

 

Asimismo, la edil del PSPV acusó al ejecutivo de «cargarse este proyecto a punto de colocar la primera piedra» y apuntó que «lo que planea es un antiguo proyecto del año 92 del PP», motivo por el cual, la intención es «ir paralizando premeditadamente lo que el anterior equipo de gobierno fue avanzando».

 

El ex concejal de Urbanismo, Vicent Grimalt quiso saber por qué figura un informe del secretario municipal entre la documentación a remitir al CJC «y no se ha adjuntado un informe anterior de dos técnicos, referente a la legalidad de toda esta tramitación». Grimalt se preguntó por las prisas en anular este programa urbanístico y no esperar a que «la justicia se pronuncie sobre si la tramitación está bien hecha o no», al resolver el «contencioso presentado por Lolialbe contra la adjudicación de las bases». Por último, se interesó por saber si «todos los que votarán a favor de este punto tienen clara su responsabilidad». Pepa Font señaló que el gobierno de Dénia «también está preocupado por esos proyectos» relacionados con el desarrollo del T-1 e indicó que «estamos trabajando para buscar la solución más adecuada que no tiene que pasar por la aprobación del T-1 cómo ustedes la planteaban».

 

Llobell contestó a Viciano que no existía ninguna premeditación en este proceso y lo desvinculó como justificación de la moción de censura de Dénia. El portavoz independiente recordó que «PP, GD y Els Verds presentaron en su día un contencioso» que se tramita en la Audiencia de Alicante, en contra de que «se planteara una zona verde para construir un centro Comercial, así como un centro multicultural en otra zona verde».

 

Chelet (PP) dijo que «le preocupaba que el portavoz del Bloc hablara de plazos, cuando la licencia del Pinaret de Jesús Pobre se dio porque al anterior gobierno le caducó el expediente de revisión». El edil destacó que la Comisión de Comercio de la Agenda 21 Local «rechazó el Centro Comercial en Torrecremada».

 

El pleno aprobó solicitar a la Conselleria de Territorio una prórroga de seis meses en la vigencia del Plan Transitorio, que vence en 2009. Salió adelante con los votos del gobierno, la oposición, se abstuvo

 

Fuente: Las Provincias 18/11/2008

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp