Economía pretende reducir un 80% las comisiones por pago con tarjeta

El Gobierno quiere reducir hasta un 80% las comisiones bancarias que pagan los comercios cada vez que efectúan un cobro mediante tarjeta de crédito. La cuestión fue debatida ayer por el ministro de Economía, Luis de Guindos; el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, y el presidente de la Confederación Española de Comercio, Manuel García-Izquierdo, en una reunión para estudiar iniciativas que ayuden al sector minorista.

Economía informó de que los asistentes abordaron la marcha de los trabajos iniciados con los representantes del sector financiero al objeto de que «se reduzcan sustancialmente las comisiones que pagan los comercios cuando cobran con tarjeta, especialmente en las operaciones de pequeño importe».

Según el comunicado del departamento de Luis de Guindos, la Secretaría de Estado de Comercio pretende que se apliquen «diferentes tasas de intercambio en función del importe del pago», en lugar de «la tasa única existente ahora». Tasa única que cobran la inmensa mayoría de bancos y que está en torno a 25 céntimos por transacción.

El Ejecutivo estima que su puesta en marcha podría «reducir en un 80% las tasas actuales para los abonos de menor cuantía». De ser aceptado el recorte por las entidades que gestionan los medios de pago electrónico, supondría limitar la comisión bancaria al entorno de cinco céntimos de euro por operación en todas las compras de importe inferior a diez euros. La cuantía exacta variará en función del total a pagar.

Fuentes de la Secretaría de Estado de Comercio insistieron en que la meta es equiparar a España con el resto de Europa en operaciones de compra con tarjeta. Un medio de pago cuya utilización el Ejecutivo considera «anormalmente reducida» debido a que «las comisiones que se pagan son muy altas».

Comerciantes

Las fuentes consultadas creen que esta medida podría empujar a los consumidores a incrementar sus compras por las facilidades que supondría poder pagar transacciones de dos, tres, cinco, seis y hasta diez euros. Eso incentivaría el uso de tarjetas para pagar bienes y servicios como el periódico, la compra del mercado, el menú del día, el bar, el taxi o el cine. Transacciones que muchas veces no se realizan porque el propio comerciante rechaza la tarjeta de crédito. En ese sentido, recalcan que muchos negocios ahora reacios a instalar un terminal de cobro electrónico estarían dispuestos a incorporarlo si su uso fuera menos gravoso.

Euro 6000 y La Caixa ya se adelantaron en noviembre a esta iniciativa y acordaron una reducción del 80% en media de las tasas de intercambio en los pagos con tarjeta de menos de diez euros.

La entidad catalana aplicará «diferentes tasas en función del importe de la operación» en vez de la única existente hasta ahora, lo que supondrá «una reducción media de 18 céntimos» por pago. Los pagos de pequeño importe suponen «el 23% de los que se realizan en España» y solo el 7% de ellos se efectúan con tarjetas, recalca La Caixa.

La Verdad 20/12/2012 (ver noticia)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
Hablar en WhatsApp
1
👋🏻 Hola! ¿Necesitas ayuda?
Hola! 👋🏻
¿En que podemos ayudarte?