El 90% del comercio busca dinero urgente para no cerrar

El sector ya ha perdido 200.000 empleos y 50.000 establecimientos se han visto obligados a cerrar

Si no fuera porque la crisis en el sector ya dura años, los mismos que la recesión, se podría decir que el comercio está viviendo su tormenta perfecta. Con una atonía de las ventas que en el último año y medio sólo ha tenido dos picos positivos –marzo y junio de 2010–; los establecimientos se han visto abocados a una necesidad cada vez más perentoria de financiación para sobrevivir, que está chocando con la negativa del sistema financiero a prestar.

Según la Encuesta sobre el acceso a la financiación de la empresa publicada por el INE, una de cada cuatro pymes española no obtiene los créditos que solicita, cuando hace tres años el 80% consiguieron el dinero que necesitaban. La situación es más grave aún para el pequeño comercio. Los datos internos que maneja la patronal, la Confederación Española de Comercio (CEC), aseguran que el 90% de los asociados «necesita financiación y no para invertir, sino para mantener el negocio», advierte su secretario general, José Guerrero. Sólo 45.000 de los 450.000 establecimiento a los que representa tienen suficiente dinero en caja para ir tirando sin problemas.

«La impresión es que el sector está en caída libre, lo que empieza a ser dramático e insostenible». Desde que comenzó la crisis, el sector ha perdido alrededor de 200.000 empleos y 50.000 negocios han tenido que cerrar, el 10% de los que operaban antes del comienzo de la recesión.

El problema de abrir el grifo

No es fácil lograr que el grifo del crédito se abra. Por eso, en una reunión con el secretario de estado de Economía, el presidente de la CEC, Manuel García-Izquierdo, solicitó al Gobierno que presione a las entidades de crédito para combatir una escasez de crédito que está estrangulando poco a poco al sector. Otras de las medidas sugeridas fueron una menor presión fiscal mediante la reducción de los módulos del IRPF, tramos reducidos en el impuesto de sociedades, exención o bonificación del IBI…

El Gobierno parece, sin embargo, más centrado en sacar adelante la liberalización de horarios comerciales en las grandes zonas turísticas, una medida que según la patronal de los comerciantes no ayudará a crear establecimientos, mejorar el consumo y reducir las necesidades de financiación. La CEC ve más que suficientes las 12 horas diarias actuales, repartidas en seis días a la semana –los locales de menos de 300 metros cuadrados tienen libertad total–. Ampliarlo complicaría la supervivencia de muchos comercios.

La Razón 06/06/2011 (Ver noticia)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp