El comercio regatea con el alquiler

Tengo mi tienda en este local desde hace más de veinte años y pago un alquiler por él que me ha venido suponiendo una parte importante de mis gastos, pero con la crisis mis ingresos son muchos menos y el alquiler sigue subiendo. Ahora me ofrecen locales mucho más baratos, pero si me voy tengo que empezar otra vez de cero». Esta reflexión de un tendero de un establecimiento del centro de Valencia ejemplifica el dilema en el que se debate gran parte del comercio ante la nueva situación creada por el descenso del consumo.

Entre los comercios que estos días cierran sus puertas una parte corresponde a la natural mortalidad de aquellos negocios que no han terminado de cuajar o que han visto concluir su ciclo de vida, pero otros muchos han sucumbido ante la diferente velocidad con la que han respondido ante la crisis sus clientes y los propietarios de sus locales.

«Muchos comercios florecientes han podido hacer frente a alquileres muy altos hasta que han empezado a facturar menos», señala Isabel Cosme, presidenta de la Confederación de Empresarios del Comercio Valenciano (Cecoval).

Cosme explica que muchos de los arrendamientos que se acordaron durante la bonanza económica ahora suponen un lastre que ahora amenaza con hundir al inquilino. «Los precios de alquileres se mantienen como si estuviéramos todavía en la época de auge del consumo pero la realidad es que ahora se factura mucho menos y no se pueden asumir estos precios», explica. «Solo hay que salir a la calle para ver la cantidad de locales que se vacían», reconoce.

Eugenio Soler, presidente de Federación Valenciana de Asociaciones Locales de Comerciantes (Fevalco) y vicepresidente de la Confederación Española de Comercio (CEC), asegura que el tema tiene una dimensión nacional y se ha convertido en una de las principales preocupaciones del sector. Él mismo preside la comisión que ha creado la CEC para estudiar la situación y buscar posibles soluciones.

«Muchos alquileres están desorbitados para la rentabilidad de los comercios y el problema se agravará cuando se aplique en todos sus términos la LAU, que liberalizará los alquileres y eliminará los contratos de renta antigua de muchos locales», advierte Soler.

Sin necesidad de esperar a esta circunstancia, la altos alquileres agobian a los pequeños comercios, que se encuentran atrapados muchas veces por la inflexibilidad de los propietarios. «Hay comercios que pagan el doble de lo que le cobran al de al lado, simplemente porque tú estabas antes», se lamenta Soler. «Muchos intentan negociar pero el propietario tiene la fuerza de que sabe que el comercio no puede desmontar y marcharse sin más, porque pierde la clientela y tiene que hacer una gran inversión para instalarse en otro local», explica el presidente de Fevalco.

Coincide con esta opinión la de Cosme, que puntualiza que las franquicias y las tiendas monomarcas tienen más capacidad de negociación con los propietarios de locales: «Las grandes cadenas tienen más fuerza pero además tienen también más recursos».

«Las monomarcas tienen mayor capacidad de presión porque en centros comerciales y en algunas calles emblemáticas les necesitan como reclamo», recuerda Soler.

El problema también alcanza a la hostelería. De hecho, la CEC promueve una encuesta de tiendas y locales de ocio para trazar un mapa de la situación.

No tiene solución fácil porque todos coinciden en que se trata de un contrato entre particulares y el libre mercado ampara estas actitudes, aunque puedan resultar desiguales y a la larga perjudicar al que alquila y al arrendatario.

«No hay recetas mágicas, hacen falta ideas creativas y realistas», sugieren desde Cecoval.

«Estamos trabajando en la idea de salvaguardar derechos de los arrendadores, como con un derecho de retracto o con el establecimiento de una indemnización, aunque es difícil,» reconocen desde Fevalco.

Con todo, Soler y Cecoval coinciden en que por encima de este problema está el de las dificultades de financiación.

Fuente: Las Provincias 14/09/2008

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp