El Congreso aprueba que empresas paguen a proveedores en 60 días y a la Administración en 30 desde 2013

La Comisión de Industria, Turismo y Comercio del Congreso de los Diputados aprobó ayerla Ley de Morosidad impulsada por CiU, que fija unos plazos máximos de 60 días para los pagos de empresas a sus proveedores y de 30 días en el caso de las administraciones públicas, si bien establece un periodo «de adaptación» en ambos casos que se extenderá hasta 2013.

Asimismo, los grupos parlamentarios de la oposición alcanzaron un acuerdo ‘in extremis’ para eliminar la posibilidad de que las empresas negocien plazos superiores de pago a los fijados por la ley, el conocido como «pacto en contrario» con el voto en contra del PSOE.

El acuerdo fija un periodo transitorio para que las administraciones públicas reduzcan su límite de plazo, que se extiende hasta 2013, con una escala de 55 días para este año, 50 para 2011, 40 para 2012 y 30 días desde el uno de enero de 2013.

En el caso de las empresas privadas, y exceptuando el sector de la alimentación para productos frescos y perecederos -que quedarán obligados a pagar en 30 días en todos los casos, sin poder ampliarse- el período transitorio también se extiende hasta 2013, de forma que desde la entrada en vigor de la ley y a lo largo de 2011 el plazo será de 85 días, de 75 en 2012 y de 60 días ya a partir del siguiente año. Para ello se modificará la Ley de Contratos del Sector público.

El pago entre empresas se realizará 60 días a contar después de la fecha de recepción de las mercancías o servicios y no, como ocurría hasta ahora, dentro de un plazo a contar desde la recepción de la factura.

Europa Press 24/03/2010

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp