El consumidor inteligente: ¿flor de una crisis?

Desde finales de 2007, las ventas de productos de marca ‘blanca’ no han parado de crecer. La fecha coincide con el momento en que muchas familias empezaron a tener problemas para que les salieran las cuentas en casa. La crisis había llegado y, con ella, una nueva forma de consumo: las ofertas cobraban más valor que nunca y el glamour de las marcas deslumbraba menos con el monedero más vacío. Era el fin del hiperconsumismo y el comienzo de la era del consumo inteligente.

Según un estudio de TNT, sólo los productos de ‘exhibición social’, como perfumes o marcas de bebidas alcohólicas, han resistido posiciones desde finales de 2007. El resto de los artículos de marca ha sufrido la ‘traición’ del consumidor, que se ha pasado en masa a la marca ‘blanca’ hasta llenar, hoy por hoy, la mitad del cesto de la compra con estos productos, según un informe de la consultora IRI.

Un cambio en el consumo que en España lidera, por comunidades, Andalucía y, por sexos, los varones de entre 18 y 24 años, quienes en mayor medida parecen más inclinados a adquirir marcas’ blancas’, según un estudio de TNS.

Paralelamente a este fenómeno, en el último año los ‘outlets’ han aumentado sus ventas una media de un 10%. Mientras muchos negocios echaban el cierre por la crisis, este formato de centro comercial especializado en vender artículos de marca a precio reducido, consolidaba su idea de negocio, muy en sintonía con el paradigma dominante: conseguir el máximo valor por el menor precio.

Aunque si ha habido un cambio beneficioso para el consumidor en los últimos meses ése ha venido –como casi todos- de Internet. La crisis ha animado a más gente a salir de compras por la Red (ya lo hacen cuatro de cada diez internautas, según un estudio de la consultora TNS) para pescar descuentos en viajes, ropa y en artículos de informática, pero, además, el comercio electrónico ha vivido su particular revolución con iniciativas que ponen en valor la masa crítica de los consumidores y les permiten aprovechar su poder de participación y comunicación en Internet. Se trata de negocios como Letsbonus. Com y Yunait.com, dos sitios españoles que ayudan a los internautas a ahorrarse unos euros: en el primer caso, compilando la información de las mejores ofertas del mercado, y en el segundo, facilitando el contacto entre los consumidores para que hagan compras en grupo (a granel) y se beneficien así de más descuentos.

Un estudioso de la sociedad de consumo como el sociólogo Gilles Lipovetsky, autor de libros como ‘Salto al vacío’, ‘El imperio de lo efímero’ o ‘La felicidad paradójica’, confirma la actual transformación del consumidor, sobre todo en lo referente a su menor sensibilidad hacia las marcas y a su nueva conciencia ecológica. Sin embargo, cree que esta nueva ‘racionalidad’ a la hora de consumir no durará mucho. En su opinión, el consumidor inteligente se esfumará en cuanto lo haga la crisis y el capitalismo genere las mismas condiciones que precipitaron la depresión: la concesión de créditos a diestro y siniestro. En el consumidor postcrisis sólo sobrevivirá la conciencia ‘verde’ y una cierta inclinación por las experiencias de consumo íntimas, basadas más en la calidad que en la cantidad. De todo lo demás, de haber aprendido a atar más en corto la visa, se olvidará.

Yahoo España 24/11/2009

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información- Gestionar preferencias
Privacidad
Hablar en WhatsApp
1
👋🏻 Hola! ¿Necesitas ayuda?
Hola! 👋🏻
¿En que podemos ayudarte?