El gran consumo vivió en 2010 su peor ejercicio desde el inicio de la crisis

El gran consumo vivió en 2010 su peor ejercicio desde que comenzó la crisis. El sector -que agrupa a las cadenas de distribución de productos de alimentación, droguería y perfumería- recortó sus ventas en volumen un 1,1%, según el estudio Benchmarking 2011 elaborado por Kantar Worldpanel.

Pero si las cadenas de supermercados han recortado el número de productos que comercializan, la caída de ingresos ha sido aún mayor. En concreto, el estudio apunta un descenso de ventas en valor del 2,8%.

La consultora atribuye este recorte a tres factores. Por un lado, ya no se crean tantos hogares como en años anteriores. Por otro, se ha frenado la tendencia de trasladar el consumo (sobre todo de alimentación) a los hogares. Además, considera que el consumidor «es más racional en sus compras». Una característica que se traduce en la reducción del tamaño de las cestas de la compra, que se compensa con más visitas a las tiendas. En concreto, cada hogar hizo la compra en 87 de los 365 días del año (tres más que en 2009), pero incluyó tres productos menos en su cesta. Al mismo tiempo, apunta Kantar, ya no se almacenan productos en casa, sino que se compra exclusivamente lo que se necesita en cada momento.

Kantar asegura que el sector se ha visto afectado, sobre todo, por la caída de los productos frescos perecederos, cuyo descenso en valor se sitúa en el 3,5% y en volumen en el 4,3%. Un porcentaje significativo, ya que lo valora en 1.300 millones de euros. Sin embargo, los segmentos de droguería y perfumería siguen una tendencia opuesta, ya que han vuelto a crecer. En concreto, la droguería ha repuntado en volumen un 2,7% y el cuidado personal un 3,7%. Además, indica que el sector textil -que queda al margen del gran consumo- ha recortado un 1,5% sus ventas en volumen. Aunque es más significativo su contracción en valor, del 7,2%. El estudio también desvela el avance de las supermercados regionales, que van ganando cuota de mercado respecto a los grandes nombres de la distribución. En 2010, alcanzaron una cuota del 9,8% frente al 9,3% del año anterior.

El imparable ascenso de la marca blanca

Suma y sigue. La marca blanca no tiene freno y cerró 2010 con una cuota de mercado en valor del 33,9%, tras crecer 2,3 puntos respecto al año anterior. Una cuota que tiene en cuenta tanto los productos de alimentación como de droguería. Esta tendencia pone de relieve el crecimiento de cadenas como Mercadona o Lidl (que Kantar considera low cost) y que copan el 29,4% del mercado. Andalucía y Valencia son las comunidades autónomas donde se consume más marca blanca. En ellas, esta copa el 37,7% y el 35,3%, respectivamente. El menor consumo de marca propio, en Galicia, el 28,2%.

Cinco Días 16/02/2011 (Ver noticia)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp