El (interminable) adiós de las bolsas de plástico

por | Nov 11, 2013 | 0 Comentarios

En septiembre de 2009, se convirtió en el tema de moda. Se hablaba de ‘crack’ de la bolsa de plástico, sus fabricantes andaban preocupados por los despidos masivos que habría en las factorías, parecía que la bolsa biodegradable -esa que había empezado a distribuir Carrefour en las sucursales- había llegado para implantar una nueva era. Cuatro años después de aquello, las bolsas de plástico siguen muy vivas. Demasiado vivas, a juicio de la Comisión Europea.

 

El pasado lunes, el organismo comunitario adoptó una propuesta por la que recomendaba tres medidas para reducir su uso: gravámenes, objetivos para cada nación de reducción o incluso, llegado el caso, prohibición bajo algunas condiciones. Desde la Comisión argumentaban que «estas bolsas pueden persistir cientos de años en el medio ambiente, con frecuencia en forma de partículas microscópicas nocivas, que representan un peligro para la vida marina».

 

Janez Potocnik, comisario de Medio Ambiente, continuaba alegando que «más de 8.000 millones de bolsas de plástico acaban ensuciando Europa, lo que provoca gravísimos daños medio ambientales» y reconocía que «algunos estados ya han logrado grandes resultados en lo que a reducción del uso de bolsas de plástico se refiere. De seguir su ejemplo, se podría reducir el consumo global actual en la Unión Europea hasta un 80%».

 

Entre los Estados miembros, el índice de uso de estos objetos oscila entre las 4 bolsas de plástico ligeras por persona y año en Dinamarca y Finlandia, a las 466 bolsas en otros países como Polonia, Portugal y Eslovaquia. ¿En qué lugar se encuentra España en este asunto? Según datos de 2012, la cifra nacional está entre 280 y 300 bolsas por habitante y año, notablemente por encima de la media europea de 198, y eso que, como remarcaba la Comisión, Andalucía fue la primera región en gravar estas bolsas de un solo uso.

 

Con este panorama, desde la UE han marcado un plazo de dos años para seguir reduciendo el uso de bolsas de plástico. Desde el Ministerio de Medio Ambiente español han insistido en que la vida útil de cada uno de estos objetos es de unos 12 minutos, pero luego tarda siglos en degradarse, sin desaparecer del todo porque se fragmenta en trozos muy pequeños. Hasta la fecha, y según la Ley 22/2011 de Residuos y Suelos Contaminados, el calendario español para la sustitución progresiva de las bolsas de plástico no biodegradables fijaba su total prohibición en 2018. Habrá que ver si esta acción de la Comisión Europea adelanta los plazos.

 

A la espera de que las autoridades sigan tejiendo la legislación contra estas bolsas, solo quedar apelar al comportamiento de cada individuo, de cada ciudadano, para cambiar las estadísticas a mayor velocidad. Aún hoy, en este 2013, están circulando 800.000 toneladas de estas bolsas por toda Europa, que luego acaban principalmente en el mar. Según el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), entre un 70 y 90% de los residuos acuáticos que se encuentran en las playas son plásticos, que van acabando lenta e inexorablemente con la flora y faruna del mar. Un gesto tan sencillo como acordarse de coger la bolsa biodegradable antes de ir al supermercado puede marcar la diferencia.

 

Fuente: Ideal.es 11/11/2013

Publicaciones relacionadas

Comentarios

0 Comments

0 comentarios

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información- Gestionar preferencias
Privacidad
Hablar en WhatsApp
1
👋🏻 Hola! ¿Necesitas ayuda?
Hola! 👋🏻
¿En que podemos ayudarte?