El showrooming ya no se percibe como la principal amenaza para los retailers

El showrooming ya no constituye una amenaza para los retailers. Lo que en principio parecía ser un virus mortal para las tiendas físicas, dado que los clientes solo accedían a ellas para tener físicamente en sus manos el producto, antes de comprarlo online, ha dejado de hacer efecto.

 

Según los datos de IBM, mientras que en 2012 el 6% de los clientes practicaba el showrooming, su influencia solo hizo incrementar esta tendencia un 2% en el año siguiente (8%). Además, de la baja tasa de showroomers, únicamente el 30% acabó comprando online; un porcentaje que ha bajado considerablemente desde el año anterior (50%);  por lo que podemos confirmar que los retailers están a salvo de los perjuicios del showrooming.

 

Son conclusiones extraídas a partir de una encuesta global realizada en noviembre entre 30.554 consumidores, presentada recientemente en la National Retail Federation conference.

 

Sin embargo, ello no implica que el móvil ya no se utilice como medio para buscar información y descubrir nuevos productos; más bien al contrario. El estudio de IBM muestra que los usuarios valoran especialmente el hecho de disfrutar de una experiencia personalizada; razón por la cual están dispuestos a compartir su información personal. El 36% de los encuestados proporcionaría su ubicación, a cambio a de ciertos privilegios; junto con un 32%, que compartiría sus perfiles sociales.

 

Los clientes demandan una experiencia integrada a través de todos los canales

 

Se trata de su principal deseo para 2014, y esperan que las empresas se esmeren por satisfacerlo. Los consumidores esperan encontrar los productos que necesitan, independientemente de si lo buscan en la tienda física, con su móvil o el ordenador de la oficina. Un producto que ha de tener el mismo precio, sea cual sea el canal finalmente elegido. También es imprescindible poder adquirir esos productos que no se encuentran disponibles en stock en la tienda física, y recibirlos cómodamente online. Otros factores que mejoran la experiencia de compra es el de poder hacer un seguimiento del pedido online, o la comodidad de devolver el producto en la tienda física.

 

Por tanto, el móvil no es más que un elemento dentro del proceso de compra; que no ha de suponer una amenaza. Se trata de una herramienta que los retailers pueden utilizar para llegar a sus clientes de un modo más directo y personal.

Puro Marketing 14/02/2014 (ver noticia)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp