El supermercado del futuro

¿Habrá más frutas y verduras frescas? Puede que sea así porque se haya eliminado el problema de transporte y hayan disminuido aún más los costos y también menos residuos en forma de bolsas de plástico y cajas de cartón. Porque resulta que, aun hoy en día, la tecnología necesaria para hacer un mercado de este tipo es cara. Al mismo tiempo, las tiendas de comestibles encuentran maneras de innovar y usan tecnologías para crear mejores experiencias de compra.

 

Cinco previsiones que seguramente se verán en el supermercado del futuro:

 

1.- Reparto en el mismo día: aunque muchos minoristas de alimentos trabajan online, suele haber una demora entre el momento de realizar el pedido y el tiempo de entrega. Esto está cambiando.

 

2.- Recibos en la nube: El pasado junio, las cajas de algunos supermercados en el Reino Unido empezaron a eliminar gradualmente los recibos en papel, y en su lugar lo enviaban a una cuenta en la nube asociada al cliente.

Grandes almacenes y tiendas locales, productos Premium y básicos están juntándose para llevar a domicilio la cesta de la compra

Aunque la idea no es nueva la nube Booths la refina: los compradores tienen una cuenta para que realizar un seguimiento no sólo de cuánto gastan en cada compra, sino también sus gastos por categoría.

Y por supuesto está la ventaja ecológica de eliminar unos 100.000 rollos de papel de tickets anuales.

 

 

3.- Explorar con el smartphone: esta opción ya lleva entre nosotros algunos años.
Algunas cadenas ofrecen aplicaciones que convierten el smartphone en un lector de código de barras

En la tienda, los compradores cogen un dispositivo parecido a un mando a distancia con un monitor incorporado y escanean los productos que van a comprar, viendo en la pantalla el acumulado de sus compras, para hacer el proceso de compra más rápido.

Algunas cadenas llevan este concepto más allá con aplicaciones que convierten el smartphone en un lector de código de barras.

 

4.- ¿El fin de los códigos de barras?: esto pretende Toshiba, acabar con los códigos de barras mediante el desarrollo de un escáner lo suficientemente inteligente: el Object Recognition Scanner.
Las cámaras de infrarrojos pueden ser útiles colocadas en la entrada de la tienda y en las cajas registradoras

Se basa en el reconocimiento de patrones y colores de alimentos para distinguir entre productos frescos y procesados –aunque aún no se probó esta tecnología fuera de un entorno de prueba o demostración.

 

5.- Menos tiempo de espera en cola: el minorista de alimentos Kroger ha pensado que las cámaras de infrarrojos pueden ser útiles colocadas en la entrada de la tienda y en las cajas registradoras, donde pueden registrar el tráfico en diferentes momentos del día para saber cuántos carriles y cuándo hay que abrir.

Actualmente en uso en unas 2.400 tiendas, el tiempo promedio de espera del cliente se ha reducido en 4 minutos 26 segundos.

 

Fuente: A la carta para dos (ver noticia)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información- Gestionar preferencias
Privacidad
Hablar en WhatsApp
1
👋🏻 Hola! ¿Necesitas ayuda?
Hola! 👋🏻
¿En que podemos ayudarte?