Franquicias y grandes firmas cierran tiendas en las mejores zonas comerciales de la Comunitat

Los centros comerciales registran más clausuras por el precio de los arrendamientosDe tierra de oportunidades a campo yermo en tan sólo tres años. ¿Has visto quién ha cerrado? Zara, Movistar, Eroski, Bañon. En Valencia, los casos más sonados de los últimos días han sido un Opencor y Pans and Company. La escena se repite en Alicante y Castellón. La crisis no entiende de ‘Davides ni de Goliats’ y la caída del consumo se ceba también con los más fuertes, quienes se ven obligados a clausurar los locales poco rentables en la Comunitat.

Una de esas heridas se ha abierto para Zara en Alicante. Mientras el emporio de Amancio Ortega crece por todo el mundo, su tienda de mayores dimensiones en esta provincia, ubicada en el centro comercial Puerta de Alicante, dejará de operar en abril de 2010 ante unos ingresos que no convencen.

El Grupo Inditex achacó la decisión a su política empresarial de ubicarse de las mejores localizaciones. «En determinados momentos buscamos nuevos emplazamientos y en otros que ya estamos cerramos», explicaron. Asimismo, los responsables de la firma aseguraron que no despedirán a ningún trabajador, sino que serán reubicados en alguno de los 87 establecimientos que Inditex posee en Alicante.

Para las asociaciones valencianas del comercio, este lavado de cara responde a la necesidad de impulsar modelos de negocio adecuados a las demandas actuales de los clientes. Al respecto, el presidente de la Federación Valenciana de Comercio, Eugenio Soler, comentó que nuevas empresas textiles están copando el mercado en este sector. «Tiendas de ropa de bajo precio, con volúmenes más elevados y menos sofisticadas se quedan con los locales que las grandes dejan y son las actuales fórmulas de éxito», aseguró.

Otra de las sorpresas es, sin duda, el cese de actividad del Opencor de la Gran Vía Marqués del Túria. Aquellos que se desplazaron hasta este emplazamiento durante las pasadas semanas tuvieron que volver a su casa con las manos vacías por una cuestión «estratégica».

Según dijo la compañía a este periódico, «el local era de doble planta y no casaba bien con la enseña Opencor. Además, la dificultad para encontrar aparcamiento también nos ha llevado a buscar localización en otras zonas». Una de estas sería la calle Valencia, en Mislata, donde se ultiman los preparativos para la apertura de un Supercor.

Dividida por una alameda en la franja central, con pinos, plátanos y palmeras, la Gran Vía Marqués del Túria fue concebida como la gran arteria de esta parcela de la ciudad. A ella llegaron tiendas exclusivas, bares y restaurantes, convirtiéndola en un lugar privilegiado de ocio y actividad comercial.

Con la crisis, poco a poco el ambiente sofisticado se está difuminando por carteles de cierre o ‘se alquila’, como sucede también en las principales zonas de compras de la ciudad.

En la calle Jorge Juan la prestigiosa firma Bañon redujo a uno sus establecimientos. En la calle San Vicente, una tienda de Ono de grandes dimensiones muestra la imagen de la dejadez. Más de lo mismo en Marqués de Sotelo, con el cierre repentino de Wall Street Institute y la acción se repite en uno de los Pans and Company de la Plaza del Ayuntamiento.

Pero no sólo los empresarios sufren en el área urbana. Los centros comerciales están experimentando una caída de afluencia difícil de soportar por las marcas debido a las elevadas cuotas del alquiler. Así, en Burriana, el centro comercial Troco ofrece un aspecto de escasa actividad.

Desde Aqua señalaron que han tenido que bajar los arrendamientos para mantener a las marcas. «Aunque más o menos continúan las ventas del año pasado, no hay progresiones y los empresarios miran con dudas el 2010. Nosotros hemos rebajado el alquiler de los espacios por la crisis».

Las mismas fuentes comunicaron el reciente cierre del local de animales Hobby Zoo, aunque del otro lado también se han cubierto huecos con la firma Natura y una próxima apertura de la cadena Cien Montaditos.

Quienes están teniendo menos suerte son las superficies de Gran Turia y El Saler. En la primera, Pans and Company también retiró su espacio. A ella se sumaron, cada una en su momento, Mango, Menaje del Hogar, Ivarte, Jean Louis David y Nido, entre otras. En el Saler han sido marcas como Casa, Cosas de Casa, Master Cadena, Todo Juguetes y Movistar.

El presidente de la Confederación de Comerciantes y Autónomos de la Comunitat Valenciana (Covaco), Pedro Reig, declaró sobre el tema que «están cayendo los modelos que han crecido en base a una falsa economía, sobre todo en los centros comerciales».

Las Provincias 18/11/2009

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp