La crisis propicia desde hoy históricos descuentos del 80% en las rebajas

Los descuentos serán intensivos desde el primer día por la fuerte competenciaLos comercios se llenan desde hoy de aparatosos carteles. Es tiempo de ropa desdoblada y genero desordenado en las tiendas, que desde hoy inician las rebajas de verano en el más crudo invierno económico. Las circunstancias obligan a colgar el cartel de ‘imprevisible’ a un periodo comercial en el que los descuentos serán muy potentes de manera inmediata. La competencia será feroz y se prevé que la picaresca abunde con la intención de que los clientes, pocos, con dinero para gastar elijan uno u otro establecimiento.

La normativa autonómica señala que, a partir de hoy, los comercio pueden iniciar las rebajas. Muchas tiendas han serigrafiado durante el fin de semana sus escaparates. El Corte Inglés y el resto de grandes superficies inician las rebajas el miércoles.

Desde el sector textil se echa el resto. A saco desde el primer minuto, pues hace falta liquidez ante las dificultades para lograr crédito. Además, este domingo, los establecimientos podrán abrir, algo que no volverá a repetirse hasta el próximo 15 de agosto, cuando ya sólo queden 20 días para la finalización del periodo de rebajas.

La Confederación de Comerciantes y Autónomos de la Comunitat asegura que las rebajas supondrán reducciones de precios de hasta el 70%. Desde la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico de Valencia sitúan el listón de los descuentos aún más alto, en el 80%, un porcentaje histórico que también ofrecen algunas cadenas de ropa instaladas en los centros comerciales.

Los precios se reducirán casi al mínimo en todo lo relacionado con ropa, especialmente la de ceremonia y fiesta.

El objetivo es vaciar los almacenes, llenos por la atonía del consumo, causado por una crisis tan asfixiante como persistente. Si el año pasado se empleó como atracción bajadas de precio en el entorno al 50%, la necesidad de generar líquido por parte de los comerciantes les ha obligado a apretarse aún más el cinturón.

Los intereses de unos y otros, comerciantes y consumidores, se contraponen, los primeros necesitan que se compre cuanto más, mejor; mientras que los segundos llegan a este periodo de reducción de precios con cocodrilos en los bolsillos.

Los descuentos históricos conviven con una retención del gasto igual de relevante. Según la Confederación de Comerciantes y Autónomos de la Comunitat (COVACO), «este año está previsto que los valencianos gasten una media de entre 85 y 102 euros por persona». La cantidad es notablemente inferior a años anteriores. Se trata de la menor capacidad de gasto de los últimos diez años. La Confederación Española de Comercio cifró en 2007 el consumo durante el periodo de rebajas de verano en 150 euros. El año pasado, la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes señaló que el gasto medio fue de 115 euros.

Como el pan de los pobres, el dinero disponible se repartirá mucho. Se comprarán más artículos que en otras temporadas debido a los descuentos que se aplicarán, según señaló la Asociación Empresarial de Comercio Textil y Complementos (Acotex). Desde Covaco no se lanzan las campanas al vuelo. La confederación autonómica de comerciantes prevé este año que «las ventas no llegarán al nivel de años anteriores», lo que supone continuar con la tónica de un 2009 desastroso, con un descenso de la facturación en el entorno del 15% en lo que va de año respecto a 2008, cuando ya se sufrió un descenso de las ventas del 10% en relación a 2007.

El declive en la actividad del sector es, en realidad, un problema para toda la Comunitat, pues el comercio aporta el 12% del PIB valenciano, casi lo mismo que el turismo.

Las rebajas se inician con grandes dudas. «Es una situación complicada por dos circunstancias: los ciudadanos cuentan una capacidad de gasto en mínimos históricos y las tiendas, en muchos casos, ofrecen desde hace meses ofertas especiales, de modo que el resultado de este año es imprevisible», señala Fernando Móner, presidente de la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (AVACU).

La directora general de Comercio y Consumo de la Generalitat, Silvia Ordiñaga, indica que las asociaciones de comerciantes «están esperanzadas y esperan que la confianza para el consumidor salven la campaña».

«Los descuentos van a ser espectaculares porque los comercios, por las circunstancias actuales, tienen una gran necesidad de vender género», advierte Ordiñaga, quien, no obstante, advierte que la Administración «velará por los derechos de los consumidores».

Las Provincias 29/06/2009

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp