La Generalitat inyecta 200 millones a 13 entidades para prestar a las pymes

La Generalitat anunció ayer su deseo de llegar a la hipodermis de la piel que recubre la economía valenciana. Para alcanzar esa capa, la más profunda de la materia dermológica, se hará un esfuerzo a través del Instituto Valencia de Finanzas (IVF).

Se inyectarán 200 millones de euros, para las pymes, micropymes y autónomos a través de las 2.741 sucursales de las 13 entidades financieras que canalizarán una liquidez orientada a impulsar la actividad empresarial.

Es difícil dudar de la buena voluntad del Consell a la hora de poner sobre la mesa tal dinero. Otra cosa es si las ayudas lograrán repercutir de manera sensible en la economía. Una duda que sobrevolaba sobre los análisis de algunos empresarios consultados por LAS PROVINCIAS. En cualquier caso, «quien da lo que tiene no está obligado a más», recordó un destacado dirigente de las patronales.

Con el fuerte nivel de deuda que arrastra la Administración autonómica, reunir 200 millones más (en 2008 se lanzó la primera línea de circulante a través del IVF) supone un «esfuerzo enorme», según lo calificó ayer el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, en la firma entre el Consell y las entidades financieras.

Más de un millar de pymes valencianas se beneficiarán de las ayudas. Las condiciones de los prestamos garantizan que el dinero llegará a esa capa más profunda de la piel económica de la Comunitat.

Los 200 millones se ofrecen a las entidades financieras con el imperativo de que se destinen sólo al crédito a las pymes. Las características de los préstamos son aún más ventajosas que la primera línea de liquidez del IVF, pues entonces los tipos de interés eran más elevados que en la actualidad.

El presidente de Bancaja, José Luis Olivas, habló en representación de las entidades, y resaltó el «gran acierto» de la medida por considerarla «la más oportuna y la más necesaria».

Camps destacó que la Generalitat ha movilizado para paliar la crisis y sus efectos 1.805 millones de euros, lo que supuso una inversión inducida de 2.100 millones.

«Se facilita a muchas empresas su supervivencia y a muchos miles de trabajadores que puedan mantener su puesto», subrayó Olivas , quien garantizó la oferta de los créditos «inmediatamente» después de contar con los fondos y recordó que el dinero de la primera entrega de estas líneas de liquidez «se agotó en pocas semanas», algó que también se prevé que ocurra ahora, pues el viento helado de la crisis sigue castigando la piel económica de la Comunitat.

Las Provincias 29.05.09

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp