La huelga del mercadillo logra que el Ayuntamiento de Xàbia estudie una opción que agrupe los puestos

Ante la manifestación y huelga de los vendedores los vecinos se abastecieron ayer en los supermercados.

 

En primer término los representantes de los vendedores, en el momento en que se dirigen al Ayuntamiento para entrevistarse con los dirigentes políticos.

 

Menos da una piedra. Aunque tanto el Ayuntamiento de Xàbia como los representantes de los vendedores del mercadillo dejaban claro que no se había alcanzado ningún acuerdo, la multitudinaria manifestación organizada por los comerciantes ambulantes sirvió para el gobierno local les abriera una nueva posibilidad.

 

Los manifestantes se concentraban sobre las 10 horas en la puerta del Consistorio para mostrar su firme rechazo a la organización propuesta para su mercado. No quieren estar divididos entre puntos distanciados como son las plazas de la Constitución, Convent e Iglesia.

 

Por segunda semana consecutiva el mercadillo no dio servicio. Esta vez no hubo ni un puesto en pie, sino que los 300 vendedores secundaron de forma unánime la protesta. Los vendedores reclamaron a gritos ser recibidos por las autoridades y finalmente un grupo de representantes entraron en la Casa Consistorial para reunirse con la edil de comercio, Filo Giner, quien estuvo apoyada por el alcalde en funciones, Vicent Chorro y los ediles Miguel Savall y Juan Ortolà.

 

Tras más de una hora de conversaciones, ambas partes alcanzaron un punto de encuentro: reubicar los 26 puestos a los que les ha tocado instalarse en la plaza de la Iglesia por otras calles cercanas a los puntos donde estará el grueso del mercadillo. Y es que descolgar a dos docenas de comercios en el corazón del Centro Histórico es el principal problema para los ambulantes, un extremo en el que no están dispuestos a claudicar, en palabras del portavoz Josué Mozo.

 

Así pues la edil de comercio, Filo Giner, les planteó la posibilidad (cuya viabilidad debe de ser contrastada por los técnicos municipales) de tratar de encajar estos 26 puestos entre las calles San Juan Bautista (que une la plaza Constitución con la del Convent), Metge José Bover y en la plaza que ha quedado entre el Centro Social y el nuevo edificio del Conservatorio de Música.

 

La edil afirmó que se garantizará el acceso al Centro de Salud y a Urgencias, así como el tráfico por la calle Príncipe de Asturias. Giner indicó que los vendedores están dispuestos a renunciar a algo de espacio en profundidad pero aclaró que nada es en firme hasta que los técnicos del Ayuntamiento hagan las mediciones y miren si los vehículos pueden acceder al lugar.

 

Ayer mismo se empezó con este análisis técnico y ambas partes quedaron en analizar los resultados en una reunión a celebrar el próximo lunes para que de tiempo a asumir los cambios antes del jueves.

 

Los ambulantes se dieron por satisfechos si es posible esta nueva alternativa, ya que agrupa a todos los puestos en una ruta concentrada, que sólo tendrá pequeños cortes para garantizar el tráfico. Uno de los portavoces incidió en que los técnicos mirarán la parte teórica «pero nosotros la práctica y ahora mismo nos vamos metro en mano a estas calles para saber si nuestros vehículos entran y los puestos caben en condiciones»:

 

Los vendedores se disculparon con sus clientes habituales, afectados por una huelga que ya dura dos semanas y » a que nadie le interesa mantener una semana más» admitieron. Por ello, confían en que la próxima semana las cosas estén claras y se pueda volver a la normalidad.

 

Aun así tienen solicitado el permiso a la Subdelegación del Gobierno por si hiciera falta organizar una nueva manifestación de protesta. El mercadillo de los jueves se ha celebrado tradicionalmente en la plaza de la Constitución hasta que en 2006 fue trasladado para construir un parking subterráneo. Tras las obras el recinto es más pequeño y no caben los 180 puestos que cada jueves se desplazan a la villa.

 

Las Provincias 27.03.09

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp