La industria de gran consumo busca seducir al consumidor urbano y complejo

Los ejecutivos y directivos de las cerca de 650 compañías de más de 70 países integradas en el Consumer Goods Forum, que celebra su cumbre mundial en la capital catalana, tienen un retrato robot de este consumidor: es mujer, urbanita y está conectada a internet y a las redes sociales que han florecido en los últimos años.

Este consumidor o cliente se mueve en un escenario cada vez más cambiante y repleto de peligros y desafíos, desde físicos (atentados terroristas o desastres naturales) hasta culturales y económicos, según han puesto hoy de manifiesto expertos en mercado y representantes de la industria del gran consumo.

Joshua Cooper Ramo, especialista en mercados emergentes y editor de Time Magazine, ha advertido de que el mundo actual «en el que cada vez hay más actores y el número de acciones posibles es mayor que nunca» obliga a las empresas a «pensar de otra manera» y a «reinventarse» para poder vender sus productos.

«Hay que aceptar que el mundo actual es inestable y difícil de predecir. Los cambios nos infectan y nos vienen a buscar. Es un desafío constante», ha subrayado.

Los representantes de las compañías líderes en este ámbito han apostado durante la celebración de la cumbre por diseñar estrategias conjuntas, convencidos de que sólo así podrán hacer frente a problemas como el del incremento del precio de las materias primas o a retos como la manera de avanzar hacia una producción y una distribución más sostenible.

La dirección del Consumer Goods Forum ha hecho públicas en Barcelona un conjunto de resoluciones dirigidas a todas las compañías que, precisamente, pretenden empujar al sector hacia prácticas más sostenibles con el medio natural y más transparentes en la comunicación con los consumidores.

De esta manera, la industria internacional de la alimentación y los productos de mayor consumo busca ganar credibilidad y confianza ante los consumidores y se compromete a velar por un estilo de vida más saludable y seguro.

El copresidente del Forum y directivo de Carrefour, Lars Olofsson, ha asegurado que «ésta es la primera vez que la industria de los bienes de consumo, tanto fabricantes como minoristas del sector de la comida y de la no-comida, habla con una sola voz para poner el acento en la salud y el bienestar del consumidor».

«En la era post-Fukushima la sociedad pide una tecnología más segura y de fácil uso, al tiempo que reclama a las marcas que den confianza en sus productos», ha apuntado.

Por su parte, el ejecutivo de Coca-Cola Company, Muhtar Kent, ha subrayado también que las expectativas de los consumidores están cambiando y que ellos optan por las marcas que comparten sus aspiraciones por una vida mejor, de manera que la industria «debe estar al tanto de estos cambios».

«El aumento del precio de la energía y las revueltas políticas, entre otros asuntos, han influido en la psique del consumidor, que reclama también más transparencia y más justicia, sobre todo en los países emergentes», ha señalado.

Entre los directivos que han abordado en Barcelona las cuestiones claves para el sector destacan los altos ejecutivos de Coca-Cola Company, Muhtar Kent; Walmart International, Doug McMillon; Carrefour, Lars Olofsson; Procter & Gamble Company, Bob McDonald; y de PepsiCo, Indra K. Nooyi.

Las ventas de las cerca de 650 industrias miembros del Consumer Goods Forum ascienden a 2,1 trillones de euros, lo que le da un peso similar al de la quinta economía del mundo, además de dar trabajo a 9,1 millones de personas.

ABC 16-06-2011 (Ver noticia)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp