La industria del electrodoméstico presta 700 millones a sus comercios

Los fabricantes conceden préstamos y productos a sus principales distribuidores y proveedores para ayudarles a resistir la crisis y sostener las redes comerciales.

El potente sector español de fabricantes de electrodoméstico está con el agua al cuello debido al impacto de la recesión en el consumo de las familias y a la debacle de la construcción.

Tanto es así que los grandes fabricantes del sector se han visto obligados a financiar tanto a sus principales proveedores como a sus grandes distribuidores para que no “continúe desapareciendo el tejido industrial y comercial”.

Los fabricantes calculan que el valor de los préstamos concedidos más el material cedido a los distribuidores para cobrar a largo plazo asciende a setecientos millones de euros, según informan a EXPANSIÓN Alberto Zapatero y Fabián Bilbao Urrutia, dirigentes de la asociación nacional de fabricantes e importadores de electrodomésticos (Anfel). Es decir, empresas que reúnen marcas de la llamada línea blanca de electrodomésticos, como Fagor, Teka, Corberó, Aspes, Cointra, Edesa, Indesit, Siemens y Zanussi, entre otras.

Ayudas

En este contexto, los empresarios han acudido al ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, para pedir ayudas al Gobierno y, a través de él, a las comunidades autónomas. Sebastián se ha comprometido a estudiar las principales peticiones del sector, como la puesta en marcha de un nuevo Plan Renove, para incentivar la sustitución de los viejos aparatos, con más de diez años, incluyendo la incorporación del lavavajillas “como primera compra”, dado que muchas familias no han adquirido todavía este electrodoméstico porque no lo estiman imprescindible como equipamiento de primera necesidad en el hogar.

Ante la caída de la construcción y el elevado parque de 800.000 viviendas vacías, que no se venden, los fabricantes de electrodomésticos ya se han hecho a la idea de que el futuro de su negocio en España “está en la sustitución del equipo existente en el hogar”, y no en la compra de aparatos para vivienda nueva.

Campañas informativas

Por esta razón, los empresarios estiman que no basta con desarrollar un nuevo Plan Renove, sino que también las Administraciones deben poner en marcha “campañas informativas para llegar al consumidor final”. Incluso, “es necesario que la distribución asocie el plan al ahorro energético producido en los hogares más que al descenso en los precios”.

Bien es verdad que, como en tantos sectores, la industria ha detectado que las familias no sólo tienen problemas para comprar una vivienda, sino también para adquirir un electrodoméstico, como un lavaplatos, la nevera o la cocina. “Los bancos niegan el 25% de las operaciones que quieren hacer las familias” , dicen Zapatero y Bilbao.

En este sentido, los fabricantes de electrodomésticos sostienen en su defensa que se trata de una industria con diecisiete plantas productivas en toda España y un desarrollo propio de la innovación y del ahorro energético, tanto en electricidad como en el consumo de agua. “Es que lo tenemos todo en España; es producto nacional, ahora que el Gobierno defiende el cambio de modelo productivo”, desde una economía basada en la construcción, el turismo de sol y playa , y otros sectores de mano de obra intensiva y de baja cualificación a otros campos de la actividad basados en la investigación, la industria, la competitividad del producto y la exportación.

Precisamente, Anfel no oculta que, como tantos otros sectores, también pide “ayudas directas” al Gobierno, no sólo para financiar la actividad diaria, sino también para respaldar la continuidad de la investigación industrial. “Si no disponemos de productos fabricados en España más innovadores, con mayor valor añadido y tecnológicamente más avanzados, no podremos luchar contra la fuga de empresas, el traslado de la producción y el desplazamiento a terceros países de los centros de innovación”, sentencia el informe sobre la situación del sector que los fabricantes de electrodomésticos han entregado al ministro de Industria. Los empresarios españoles recuerdan que “en el Reino Unido, ya han desaparecido el sector y sus miles de puestos de trabajo”.

‘Plan Renove’

La petición de los fabricantes de electrodomésticos no parece haber caído en saco roto. El director general de Industria, Jesús Candil, y el Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético ya se han comprometido a desarrollar el compromiso del ministro Miguel Sebastián para escuchar las peticiones del sector y, en especial, una prolongación del Plan Renove que debe contar con la colaboración de las comunidades autónomas.

De la misma manera, la industria espera resultar beneficiada con la nueva Ley de Economía Sostenible que ha prometido poner en marcha el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aunque su plasmación concreta se está retrasando continuamente. Para el desarrollo de la norma, el Gobierno se ha comprometido a impulsar un fondo de veinte mil millones de euros; la mitad de los cuales debe ponerlo el sector financiero.

Expansión 09-11-09

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp