La Ley de Comercio Balear elimina la prohición de construir grandes superficies comerciales en suelo urbano

La modificación de la Llei de Comerç de les Illes, presentada este jueves por el director general de Comerç de la Conselleria de Comerç, Indústria i Energia, Pere Trias, elimina la prohibición de construir grandes superficies comerciales, de más de 800 m2, en suelo urbano. En este sentido, a partir de ahora, los usos comerciales minoristas deben estar vinculados a zonas residenciales o turísticas, que son aquellas zonas que tengan calles asfaltadas, aceras e iluminación.

La nueva Llei, que se adapta a la Directiva de Serveis europea, vigente a partir del 1 de enero de 2010, se ha elaborado con el consenso de asociaciones de comerciantes, sindicatos, asociaciones de consumidores, consells insulars y ayuntamientos. Trias aseguró que «intenta preservar los aspectos positivos de la Llei de 2001, que se adaptan a las necesidades y obligaciones de la Directiva».

La esencia de la Llei, según el representante del Govern balear, sería que se reafirma el modelo urbano de proximidad, el modelo de comercio cercano a las zonas donde viven los consumidores.

De cara al futuro, «por cada 100.000 m2 de viviendas, se podrán construir, como máximo, 10.000 m2 de uso comercial minorista». Pero a partir de ahora es imposible que, dentro de suelo industrial, se encuentre comercio minorista -fuera de determinados usos que sí están  permitidos-.

Sin embargo, y aquí es cuando entran en escena la moratoria insular, y la normativa cautelar previa al Pla Director Sectorial d’Equipaments Comercials (PDSEC), «en lo que ya está hecho no nos podemos meter, porque es competencia del Consell de Menorca y los ayuntamientos», explicó Trias.

Lo que sí está claro es que «hasta ahora las consecuencias de establecer comercios minoristas en suelo industrial han sido negativas, tanto para el conjunto de la sociedad, porque han trasladado la actividad comercial fuera de los núcleos urbano, como para los industriales, puesto que se ha incrementado el precio del suelo. El comercio minorista sí puede pagar estos precios, pero la competitividad de las industrias queda mermada con estos precios», agregó.

Por su lado, la consellera de Economía y Medi Ambient, Tuni Allès, quiso aclarar que el hecho de que el Govern «entre en las ampliaciones, pero no en el estado actual de los polígonos, no es sólo por una cuestión de competencias. Es por la gran complejidad que tiene este tema en Menorca».

Allès quiso anotar que en la isla ya hay 286.000 m2 de comercio al detalle y, de este, casi un 26 % está ubicado en polígonos.

Menorca diario 17/12/2009

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp