La patronal valenciana de comercio advierte de sobresaturación de oferta en la Comunitat

Covaco exige al Gobierno que huya de normativas de ultraliberalización del mercado

 

En un momento de parón del consumo, los excesos de oferta se cobran numerosas bajas. Así lo advierten desde la Confederación de Comerciantes y Autónomos de la Comunidad Valenciana (Covaco) que advierte de que la sobresaturación que, a su juicio, padece el mercado valenciano puede desembocar en una situación insostenible. De hecho, la patronal autonómica teme que la tensión de la oferta pueda agravarse en un futuro si el Gobierno no toma medidas. Para evitarlo, Covaco exige al Gobierno central «celeridad» en la adaptación de la directiva europea de Servicios, también conocida como Directiva Bolkestein, para evitar que «finalmente se aplique la norma en su redacción comunitaria y que, como consecuencia, se pueda producir una sobresaturación comercial en la Comunitat Valenciana». La organización del comercio minorista subrayó en un comunicado la «urgencia» de transponer la directiva al ordenamiento jurídico nacional y autonómico para «garantizar un modelo comercial basado en el equilibrio de formatos y en el buen desarrollo del sector».

 

Al respeto, Covaco insistió en que «su adecuada adaptación comportaría oportunidades para el comercio», ya que «puede abrir nuevos y mejores horizontes para el desarrollo de su actividad y corregir la normativa comercial vigente que, desgraciadamente, ha permitido la saturación comercial en la que se encuentra la Comunitat Valenciana».

 

La patronal consideró «imprescindible» que «se huya de toda normativa tendente a la no intervención y a la ultraliberalización del mercado». Para Covaco, las administraciones públicas y el sector «están obligadas alcanzar un gran pacto que procure la adaptación de la normativa nacional y autonómica a los parámetros europeos fijados por la Directiva Bolkestein».

 

Según la Confederación de Comerciantes y Autónomos, estos parámetros «deben fundamentarse en la defensa de la libertad de mercado y en la preservación del interés general, que sólo se garantiza a partir del equilibrio general del modelo social y económico valenciano».

 

Por este motivo, recordó al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio que el plazo para adaptar la normativa europea al ordenamiento jurídico español expira el próximo 27 de diciembre y le exigió que «respete los criterios constitucionales y estatutarios, que otorgan a la Comunitat Valenciana plenas competencias en materia de comercio interior».

 

Grandes superficies

Asimismo, reclamó al Consell que «defienda esas competencias y no permita que el Gobierno central le usurpe su capacidad para decidir sobre cuestiones como la definición de gran superficie». La patronal autonómica del comercio minorista propone la transposición directa al ámbito autonómico de los principios que informan la directiva comunitaria con la elaboración de una nueva Ley de Comercio que tome como referencia la de la Generalitat aprobada en 2004 de Ordenación del Territorio y Protección del Paisaje.

 

Covaco, que ya planteó esta posibilidad en el documento que presentó a los partidos políticos en la campaña de la elecciones autonómicas de 2007, explicó que esta ley contempla la posibilidad de redactar planes de acción territorial sectorial como instrumento de ordenación del territorio.

 

De este modo «se garantizaría la libre competencia, la libertad de elección del consumidor y se evitaría una sobresaturación comercial.

 

Las Provincias 12.04.09

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp