La polémica ‘Mastercard rosa’

La campaña promocional segrega estrógenos, reúne todos los clichés y estereotipos posibles (incluidos los falsos) sobre la mujer, bajo un eslogan: «femenina hasta las uñas». Curiosa carta de presentación para un producto bancario. La entidad francesa Société Générale propone a sus clientas una tarjeta exclusiva para ellas que incluye, entre otros servicios, una cobertura por robo de bolso o un seguro de asistencia a domicilio para las menos manitas con el bricolaje.

 

La ocurrencia ha provocado una cadena de reacciones en Francia y las asociaciones feministas acusan a la banca de machismo, de utilizar con fines comerciales clichés que en nada ayudan a levantar la compleja obra de la igualdad de sexos. Todo sea por vender, el dossier de promoción que la entidad presentó en junio dice que la tarjeta es «mucho más que un accesorio de moda».

No es la primera vez que las entidades galas diseñan productos exclusivos para ellas. Pionera en la idea, la Caisse d’Epargne ya promocionó una tarjeta acompañada de una joya para conmemorar el día internacional de la mujer, aunque hasta la fecha nada tan completo como la tarjeta rosa de Société Générale.

En la forma, esta Mastercard se presenta en «siete ambientes: natural, cristal, floral, diamante, modelo y escarpín». Rosa fucsia, estampados llamativos y demás florituras persuadirán a las discretas o a los hombres que, llevados por la curiosidad, se planteen adquirir la tarjeta para beneficiarse de sus ventajas.

Servicios innovadores

Difícil no llamar la atención con el diseño, en el fondo la tarjeta ofrece «dos servicios innovadores» que, según la lógica promocional, «facilitarán la vida» a sus consumidoras. Uno de ellos es el seguro de cobertura en caso de robo de bolso. A diferencia de otros productos similares, esta garantía no sólo cubre las perdidas derivadas de la sustracción (dinero en metálico, tarjetas, teléfono), sino el valor del bolso mismo.

El seguro cubre «la compra de uno nuevo» hasta los 200 euros, aunque, eso sí, sólo uno por año y por siniestro. Para las asociaciones feministas, esta campaña «asigna a las féminas un rol de consumidoras que no ayuda nada a la igualdad entre hombres y mujeres», lamentaba Thalia Breton, de la asociación Osez le Feministe en las páginas del periódico Libération.

Si llamativo resulta el seguro de bolsos perdidos el de asistencia técnica esta a la altura. Por 24 euros extra al año, se trata de un servicio de ayuda a domicilio «para todos los trabajos que requieran de la intervención de un electricista, un fontanero, un cristalero o un cerrajero». Para aliviar a la despistada que perdió bolso con las llaves dentro.

Para Breton, la tarjeta reúne «todos los clichés que existen sobre la mujer. La banca se defiende y asegura que su producto, que se lanzó en 2008 y que ahora vuelve a ser objeto de promoción, es uno de los más demandados, no solo por ellas sino también por clientes masculinos. Será que a ellos también les gusta el shopping.

El Mundo 23/08/2012 (ver noticia)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información- Gestionar preferencias
Privacidad
Hablar en WhatsApp
1
👋🏻 Hola! ¿Necesitas ayuda?
Hola! 👋🏻
¿En que podemos ayudarte?