La ruina sobrevuela las tiendas del textil: las ventas descienden el 25%

Las empresas textiles gallegas advierten de que la caída de las ventas, de entre un 20 y un 25% esta temporada, está llegando a hacer «ruinoso tener una tienda», por lo que estiman que serán las marcas propias, que externalizaron su producción y distribuyen en el canal multimarca, las que mejor podrán resistir la crisis. La Confederación de Industrias Textiles de Galicia (Cointega) ha elaborado un documento sobre la afección del actual contexto recesivo en el sector, en el que recuerda que el sector concentra la mayor parte de las ventas en territorio nacional, donde se detecta un abrupto descenso. El informe identifica como gran problema de fondo la pérdida de tejido comercial e industrial, que será «irrecuperable».

 

El secretario general de Cointega, Alberto Rocha, explicó que la compra de ropa no sólo se vincula a la necesidad de reponer el vestuario, también tiene un componente «emocional», pues se trata de una actividad que produce un efecto de «satisfacción inmediata» a coste asquible. Sin embargo, el pesimismo y la incertidumbre de la población ante la crisis han dado lugar a que se reduzcan las adquisiciones.

 

Una vez se logre salir de la actual coyuntura, estimó que el sector textil será uno de los que logre recuperarse más rápido, puesto que la ropa será uno de los productos donde primero se reactivaría el consumo. En todo caso, incidió en que «quien haya sido capaz de superar la travesía en el desierto empezará a recuperarse, pero el que haya cerrado la verja ya no la volverá a abrir», puesto que los supervivientes ya habrán copado su espacio.

 

Ropa ‘low cost’

 

El sector gallego, que según datos provisionales de 2008 facturó 2.360 millones de euros, veinte menos que en 2007, detecta que actualmente «se impone el low cost» y, por tanto, hay una mayor clientela en los establecimientos de grandes cadenas que venden su ropa de bajo coste. Además, el pequeño comercio también vende mejor las prendas con menor precio, mientras que es difícil dar salida al resto. Además, las bajas ventas en temporada provocan fuertes acumulaciones de stocks de prendas.

 

Los efectos de la crisis también se constatan en el empleo. En 2008 había en el sector 16.233 afiliados en la Seguridad Social, 1.648 trabajadores menos que en 2007. Es la cantidad más baja de los últimos años. En cuanto a los expedientes de regulación de empleo (EREs) tramitados, el textil tuvo cuatro el pasado año, que afectaron a 423 trabajadores, y confección y peletería 11, con 158 perjudicados. En 2007 no se había registrado ninguno.

 

Medidas de choque

 

Fruto del análisis de la situación, el documento incluye una serie de propuestas, concebidas como «medidas de choque» contra la crisis y que abordan los aspectos financiero, de los mercados exteriores y el mercado nacional. Entre ellas, destacan la petición de que la Administración articule medidas de financiación para créditos de temporada así como para inversiones en tiendas y nuevos formatos comerciales.

 

Solicitan mayor flexibilidad en las plantillas, mediante medidas que «no sean dolorosas», como las prejubilaciones. Cointega aboga además por la identificación de inversores extranjeros complementarios para el desarrollo del negocio, y la promoción en mercados exteriores, bajo las marcas de Moda Galicia y Moda España.

 

El Correo Gallego 10.04.09

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp