La tecnología que hay detrás de sus gastados pantalones vaqueros seguramente sea made in Valencia

La empresa familiar Jeanología, dedicada a la investigación y desarrollo de técnicas para el acabado de los pantalones vaqueros, tiene una cuota de mercado del 85% y compite mano a mano con Levi’s. Abercrombie & Fitch fue el logro de 2009 VALENCIA (L. MASERES). Los usaron los mineros, los granjeros de Kansas, los cowboys y los obreros. Y los trajeron a Europa los militares de la fuerza aérea norteamericana durante la Segunda Guerra Mundial. De ropa de trabajo pasó a ser el identificativo de los rebeldes y modernos, y desde el siglo XX no ha perdido protagonismo. El pantalón vaquero es la prenda de textil más vendida en el mundo. Cada año se venden 6.000 millones de jeans y el volumen de negocio que mueve este mercado es de 90.000 millones de dólares.

Rotos, desgastados, lavados a la piedra y con un aire antiguo. Así se llevan desde hace décadas los pantalones vaqueros. Para que el efecto sea ese, detrás de cada jean hay tecnología, innovación e ingenieros. Y detrás de la maquinaria está Jeanología, una empresa familiar valenciana dedicada al desarrollo de técnicas de vintage para las prendas denim.

Perteneciente al grupo familiar Eurotrend, Jeanología (la ciencia del acabado del jean) comenzó su actividad hace 20 años. La industria de los vaqueros tenía un hueco libre que nadie en un siglo había ocupado: el desarrollo de técnicas vintage saludables para los trabajadores y respetuosas con el medio ambiente.

«Nuestro modelo de negocio es diferente. Tenemos un equipo de ingenieros que desarrollan ideas, como nuevos acabados, que implican nueva tecnología y nuevos productos», explica Enrique Silla, director y fundador de Jeanología. En 1999 inventaron la tecnología láser para el envejecimiento y desgastado de los pantalones y hoy son líderes en el mercado.

Antes de que esta empresa desarrollara sus innovaciones para el tratamiento de los jeans, el desgastado de los vaqueros se hacía manualmente. «Las compañías sufrían de absentismo laboral y bajas por enfermedad porque sus trabajadores padecían problemas musculares y respiratorios», explican fuentes de Jeanología. Según sus datos, alrededor de 2 millones de empleados usan estas técnicas y el 90% de la producción de los vaqueros tiene un acabado vintage. Ellos crearon los lásers que sustituyen al lavado a la piedra, el lijado, o el arenado.

MANO A MANO CON LEVI’S

Gracias al boca a boca, a su red internacional de trabajadores y al hecho de pertenecer a un grupo empresarial dedicado al textil desde los 80, la empresa de Silla pasó a trabajar con Levi’s, Abercrombie & Fitch, Polo Jeans, Diesel etc. Actualmente están en 42 países y tienen oficinas en otros cuatro, pero su meta es llegar a 120 y colaborar con Uniqlo, una marca puntura japonesa.

La clave de esta empresa es su actividad fuera de España e incluso de Europa, ya que a su parecer, vender en Italia es como vender en territorio nacional. La exportación de sus máquinas y servicios representa el 90% de su facturación. ¿Dónde está la clave?

«La inversión en I+D es importante, pero lo más difícil es vender el producto, comercializarlo y consolidarlo. Nuestro éxito ha sido estar con las marcas más importantes del mundo formando parte del tejido empresarial su país. Hay grandes productos valencianos, pero no han sabido salir al exterior», explica.

Para Silla, la internacionalización de la que sólo hablan los empresarios últimamente no es coger la maleta y el muestrario. Es montar oficinas, contratar a comerciales que hablen el idioma del país en el que una empresa pretende entrar, dar servicio rápido y bueno aunque sea en China y ser parte del mercado. Esa es la fórmula. «Una vez consolidado ya lo tienes».

La crisis no les ha dado un revés. Su facturación ha aumentado un 25% hasta los 11 millones de euros (28 millones de euros ganó el grupo empresarial el pasado ejercicio), pero reconocen que podrían haber crecido más. Por el momento, no se plantean financiarse a través del mercado bursátil, ya que se consideran una empresa joven y pequeña.

Con los ojos puestos en China por ser su primer mercado -el 70% de los vaqueros que se fabrican vienen de allí- están seguros de que Jeanología dará para mucho. Como afirmó Silla, algunas grandes empresas como Inditex anunciaron este mes que en poco tiempo dejarán de usar las técnicas manuales para el envejecimiento de los vaqueros para pasar a usar otras más económicas y saludables. «No hemos notado todavía este anuncio econonómicamente hablando, pero ya hay empresas que se han puesto en contacto con nosotros».»El mundo va hacia técnicas más limpias, y esos somos nosotros», cerciora Silla al otro lado del teléfono. Si sus cálculos no fallan, lo que hasta ahora facturaban en cinco años lo ganarán en uno o en dos.

Valencia Plaza 23/09/2010 (Ver noticia)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información- Gestionar preferencias
Privacidad
Hablar en WhatsApp
1
👋🏻 Hola! ¿Necesitas ayuda?
Hola! 👋🏻
¿En que podemos ayudarte?