La vuelta al centro: Diez rutas para disfrutar de las compras y redescubrir la ciudad de Valencia

La tendencia a la tematización hoy tan en boga no es nada nuevo. En los primeros burgos o ciudades los artesanos de distintos oficios se agrupaban en la misma calle para facilitar la elección a los clientes y establecer lo que hoy se conoce como sinergia. En el callejero valenciano subsiste una huella de esa costumbre, pues varias calles del centro histórico mantienen el nombre de gremios y oficios, algunos ya extintos.

Una versión contemporánea del trazado comercial tradicional son las diez rutas de compras que propone la Asociación de Comerciantes Centro Histórico de Valencia, que agrupa a más de 400 establecimientos de la más diversa naturaleza y edad, desde los centenarios a los recién nacidos.

Frente al ‘shopping’ familiar de fin de semana en centros comerciales periféricos esta guía sugiere una decena de recorridos que combinan las compras con los monumentos más emblemáticos y a veces desconocidos, el placer del ‘shopping’ con un conocimiento más directo de la geografía urbana, sus paisajes y paisanajes.

1.Novias y buenas hierbas. El recorrido se inicia en pleno cogollo administrativo, la plaza del Ayuntamiento y calles adyacentes. En contraste con el tráfico y bullicio aquí se encuentran auténticas islas de sosiego y bienestar en las vías peatonales de Arzobispo Mayoral, donde se sitúa la herboristería JJ. Navarro, establecimiento histórico, galardonado por su impecable trayectoria dedicado a la alimentación saludable. El balneario Calma es otra propuesta de relax en contraste con el ajetreo de esta zona. Salud, belleza, y amor, pues en los alrededores, en las calles Garrigues, En Sanz, Padilla, etcétera, desfila una auténtica pasarela de moda nupcial que llega a su punto álgido cada mes de septiembre.

2.Cestas en la calle. Al otro lado del Ayuntamiento, también muy céntrica, se encuentra la pintoresca Calle de las Cestas, Músico Peydró, eje central de una red de calles peatonales que incluyen la plaza de la de la Merced y dels Porxets, punto de encuentro de coleccionistas de carteles y fotografías antiguas. Mimbre, esparto, madera de pino, ratán. Una infinidad de objetos y enseres elaborados con esos productos de aire rústico se desbordan por las aceras con aire de zoco oriental al que no le falta el ocasional músico callejero que tañe las cuerdas de una guitarra u otro instrumento. Casa Valero, El Globo y La Casa de la Madera son algunas de las tiendas históricas.

3.Contrastes del Carmen. Mención aparte merece el barrio del Carmen, vertebrado por la calle Caballeros, jalonada de mansiones señoriales, que discurre desde el magnífico gótico civil del Palau de la Generalitat a la concurrida plaza de San Jaime, núcleo de la movida nocturna. El contraste arquitectónico entre edificios ruinosos y otros muy bien restaurados como viviendas o locales de ocio se da también en paralelo entre viejas tiendas que exhiben la pátina del tiempo y flamantes comercios de diseño dedicados a todo tipo de productos, desde ropa de los estilos más diversoso a exquisiteces gastronómicas, como la bombonería Nuatte o Envinarte, en la calle Serranos.

4.Plazas pujantes. La Valencia sensual, cromática y ruidosa que tan bien retrató Blasco Ibáñez se materializa en las plazas de Mercado Central y del Collado, el más pujante centro comercial valenciano durante el siglo XIX y principios del XX. Dignificado por la solemne presencia de la Lonja, Patrimonio de la Humanidad, el espacio acoge una febril actividad en torno al gran estómago de la ciudad. Rodea este nutritivo epicentro, un dédalo de callejuelas que conducen a la encantadora plaza del Collado y por Cadirers y Corretjería, presidida por el Miguelete, a Veguer una tienda histórica especializada en artículos de Bellas Artes en la que se reunían antaño Sorolla, Pinazo y Cecilio Pla. La Campana, la sombrerería Albero, la cuchillería Casa Rodríguez y el horno Alfonso Martínez son otros establecimientos con solera. El aire popular da paso a un estilo más sofisticado en la calle de la Paz, con el bello campanario de Santa Catalina en su punto de fuga. Tráfico intenso y hermosas fachadas modernistas que albergan numerosos joyerías, como si los metales nobles y piedras preciosas sintieran por esta vía una atracción fatal. Rafael Torres, Andrew’s Ties2, EK Gallery o Pajarón son algunas de ellas.

5.Cerámicas y puntillas. Construida a mediados del XIX por el arquitecto Salvador Escrig, la plaza Redonda, recientemente restaurada, conserva todo su encanto original en torno a su fuente. Visita obligada de los turistas que deseen adquirir algunos de los típicos souvenirs de cerámica, se especializa también en puntillas, encajes, tiras bordadas, ropa de bebé y otras ornamentaciones textiles. Chez Ramón, Colla Monlleó, la Tienda de las Ollas , de objetos religiosos y una de las más antiguas de Valencia, la mercería Rosa Tomás y Mari Capella son algunos de sus puntos clave.

6.Glamour. Al otro lado de San Vicente se extiende el comercio más glamuroso a lo largo de la calle Poeta Querol la llamada ‘Milla de oro’, con firmas de renombre universal como Hermés, Loewe, Nespresso, etcétera. El Palacio del Marqués de Dos Aguas, San Juan de la Cruz, el Colegio del Corpus Christi y La Nave de la Universidad son algunos de los monumentos que ennoblecen la zona. Los anticuarios se concentran en la calle Avellanas y en La Nave, los libreros de lance. La extensa calle San Vicente y la de Colón con sus adyacentes, Sorní, Cirilo Amorós y el Mercado Colón, constituyen las principales arterias comerciales de muy elevada densidad y contenido variado. Tiendas para todos los gustos, necesidades y bolsillos.

7.Orfebrería y ‘delicatessen’. Por último, la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico propone dos rutas específicas. La esencia valenciana dedicada a la indumentaria y orfebrería y la Gourmet para reponer fuerzas en una serie de selectos establecimientos de restauración. Entre ellos: Chez Lyon, Restaurante Navarro, Las Añadas de España, Tomás Viciano y Jamones Juan Gargallo. De indumentaria típica valenciana: Álvaro Molines, Les Barrques, Peris Roca y Vicente Santamaría, entre otras firmas.

El Mundo 24/01/2011 vía SIP AGECU (www.agecu.es)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp