Las autonomías pretenden prohibir que se adelanten un mes las rebajas

Las autonomías siguen dispuestas a seguir poniendo palos en las ruedas de las grandes empresas de distribución, digan lo que digan las normativas europeas y la Comisión Nacional de la Competencia.

A los ejecutivos regionales no les gusta que cadenas como El Corte Inglés, Cortefiel, C&A, Adolfo Domínguez y, en menor medida Inditex, hayan decidido adelantar un mes las rebajas ante la próxima subida del IVA y parecen empeñados en impedir que se vuelva a repetir. La primera en actuar ha sido Galicia, que pretende reformar ya su legislación para prohibir este tipo de prácticas.

Una medida restrictiva

Pero, según explican fuentes del sector, no será la única. «Cataluña, por ejemplo, es ya muy restrictiva con los descuentos que se hacen fuera de la temporada de rebajas y hay otras que podrían seguir también el mismo camino», aseguran los expertos consultados por elEconomista.

Al igual que sucede con las trabas impuestas a la apertura de nuevos centros comerciales y grandes superficies, el objetivo sería intentar proteger al pequeño comercio, aunque sea a costa de los consumidores. Su problema es que, después de casi tres años de crisis, y varias guerras de precios de por medio, los más pequeños ya no tienen margen suficiente para seguir haciendo descuentos. De lo contrario, agravarían sus pérdidas y entrarían en una situación aún más ruinosa de la que ya están, con más de 20.000 tiendas desaparecidas en lo que va de año.

Las grandes cadenas

Oficialmente, durante el año puede haber sólo dos temporadas de rebajas: una a partir de enero y a otra a comienzos de verano. Cada una de ellas no podrá durar menos de una semana ni más de dos meses, de acuerdo con la decisión de cada comerciante y dentro de las fechas concretas fijadas por cada comunidad autónoma. Sin embargo, castigados por el desplome del consumo, las grandes cadenas comerciales están lanzando ofertas agresivas bajo otros formatos.

Teniendo cuidado para no incluir la palabra rebajas en la cartelería, lo que sería ilegal, El Corte Inglés ha puesto en marcha por ejemplo una Semana Fantástica del 4 al 27 de junio, con descuentos del 30 por ciento de medio; Cortefiel tiene gran parte de sus productos a la mitad de precio y C&A ofrece también fuertes descuentos en su ropa.

Desde el pequeño y mediano comercio se muestran completamente de acuerdo con lo que consideran una «estrategia de marketing más que lícita para atraer clientes», en palabras de Miguel Ángel Fraile, secretario general de la Confederación Española del Comercio (CEC), que agrupa a 450.000 pequeños y medianos comerciantes. «El problema principal es que las diferentes medidas que está tomando el Gobierno para intentar atajar la crisis no van acompañadas de algún tipo de incentivos para las empresas», sentencia Fraile.

El problema es que tanto grandes como pequeños están apretando sus márgenes hasta el extremo, lo que favorece al consumidor pero termina por ahogar a los comerciantes.

elEconomista.es 10/06/2010 (Ver noticia)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp