Las grandes superficies eliminan más de 70.000 empleos temporales en un año

Las grandes superficies han eliminado más de 70.000 empleos temporales en un año como consecuencia de la crisis económica y el parón del consumo de las familias, que ha provocado un descenso continuado en sus ventas.

La desaparición de empleo temporal en las grandes superficies comenzó a registrarse de forma más notoria en noviembre del pasado año, coincidiendo con el inicio de la campaña de Navidad, y ha sido más acusada a lo largo de este año, una tendencia que seguirá igual de cara a las próximas Navidades.

«Las grandes superficies son las que más empleo destruyen», afirmaron las mismas fuentes, para quienes la supresión de empleos temporales ha repercutido en la calidad, atención al cliente y en los servicios que ofrecen, como el parking o el servicio a domicilio, que, según apuntaron, se ha encarecido.

Asimismo, los trabajadores fijos también han resultado afectados, ya que han visto incrementar su jornada en una media de tres horas diarias, hasta un total de nueve horas en algunos casos, por la eliminación de empleo temporal.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Empleo (INE), las ventas de las grandes superficies han registrado un descenso interanual del 4,4% en términos constantes y un descenso de la ocupación del 10,5%, mientras que las del comercio al por menor cayeron un 4% y el empleo, un 4,6%.

Asimismo, el número de trabajadores asalariados en el comercio al por menor se redujo un 5,34% en el segundo trimestre del año, hasta 1,3 millones de personas. De esta forma, el sector perdió casi 74.000 empleos en un año, tal y como se recoge en la última Encuesta de Población Activa (EPA).

«Nos parece poco ejemplar que las empresas más fuertes sean las que más castigan al empleo», subrayaron las mismas fuentes, que, por el contrario, destacaron el esfuerzo del comercio minorista por mantener sus plantillas.

El Corte Inglés fue uno de los primeros grupos de distribución que anunció que no iba a realizar ninguna contratación de refuerzo en la campaña de verano debido a una «situación económica sobrevenida», que ha provocado un descenso continuado en las ventas del sector del comercio minorista en un contexto de ralentización del consumo.

Igualmente, el gigante de la distribución modificará los turnos y horarios de aproximadamente 40.000 trabajadores, vigentes desde 1995, con el fin de mantener la viabilidad del empleo en el actual escenario de crisis económica.

Asimismo, Carrefour solicitó a sus trabajadores que aplazaran sus vacaciones de verano a los meses de octubre y noviembre con el fin de cubrir las necesidades de sus establecimientos durante los meses estivales sin tener que recurrir a contrataciones de refuerzo.

Por su parte, Eroski redujo su plantilla un 7% en un año, al pasar de 51.883 en el primer semestre de 2008 a 48.032 hasta junio del actual ejercicio, como consecuencia de una «situación sobrevenida», que ha provocado la no renovación de los temporales y menos aperturas. «No se han renovado porque no hay necesidad de incorporar personal», señalaron desde Eroski, que subrayó que la contratación evoluciona en función de la actividad y del consumo.

Europa Press 13/10/2009

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp