Las marcas se protegen de la venta ‘on line’ de copias

Los tribunales franceses han responsabilizado a ebay de la venta de copias de artículos de Louis Vuitton, Christian Dior o Rolex. La casa de subastas por Internet ha multiplicado sus esfuerzos en la lucha de un fraude que daña su imagen.

En eBay no existe un comercio de drogas, por ejemplo. Ello está, según lo que se puede comprobar introduciendo la palabra “cocaína” en el buscador, perfectamente controlado por los mecanismos internos de eBay que automáticamente rechazan este tipo de comercio ilícito probablemente conscientes de la responsabilidad que conllevaría. Por ello, los titulares de las marcas entienden que de la misma forma podría controlar y hasta eliminar el comercio de productos falsificados utilizando las mismas redes de protección y cribas.

Una resolución del 30 de septiembre del Tribunal de Comercio de París (similar a los juzgados de lo Mercantil) liquida la multa coercitiva que había sido impuesta a eBay en la sentencia de 30 de junio de 2008. Ésta había condenado a eBay a poner en práctica filtro para impedir la venta de productos Dior, Kenzo, Givenchy y Guerlain, con sanción de 50.000 euros por cada día de retraso. eBay solicitó la suspensión de la ejecución, lo que le fue denegado el 11 de julio de este año. El Tribunal ha reducido, no obstante, el importe de la multa de 50.000 a 2.500€ por día, teniendo en cuenta el corto plazo para poner en práctica una medida compleja.

Alex von Schirmeister, director general de eBay en Francia, comenta: “Los resultados perjudican a los consumidores. Esta decisión es un abuso de la distribución selectiva, que es anti-competitiva. Creemos que los tribunales superiores anularán dicha decisión”. Para acatar esta sentencia, eBay hizo uso de su software de filtrado de última generación que comprueba millones de listados de productos auténticos renderizados como invisibles e inaccesibles para los usuarios de eBay franceses.

El mismo 30 de junio de 2008 se conoció otra sentencia del Tribunal de Comercio de París que condenó a eBay a pagar a Louis Vuitton Malletier (LVM) cerca de 20 millones de euros en concepto de remuneración indemnizatoria, daño a la imagen y daño moral, entre otros asuntos, por la venta on line de imitaciones de sus productos. La sentencia francesa no es firme pero sí ejecutable de forma provisional. Cabe tener en cuenta que obliga a eBay mundialmente, ya que se demanda a la matriz estadounidense y a su filial europea. A efectos europeos, las normas [Directiva 2000/31/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo de 8 de junio, relativa a aspectos de los servicios de la sociedad de la información y al comercio electrónico, y Directiva 98/27CE, del Parlamento Europeo y del Consejo de 19 de mayo, relativa a acciones de protección de los intereses de los consumidores] se trasponen en las leyes de Sociedad de la Información. Hay otros aspectos que abren una senda a las marcas españolas: la sentencia francesa declara que eBay ha cometido faltas graves por omisión y negligencia conforme a los artículos 1.382 y 1.383 del Código Civil francés, que equivalen al artículo 1.902 del Código Civil español.

De esta forma, Eva Ochoa, socia de Pintó & Ruiz del Valle, valora que los tribunales franceses sancionan con dureza a eBay y le imponen unas multas extraordinarias, al considerar que “con su actividad, absolutamente globalizada, se está produciendo un daño de muy difícil reparación al prestigio de las marcas de lujo, ya que su pérdida a través de la oferta de falsificaciones a millones de personas en eBay no redunda en que las industrias del lujo sean menos glamurosas, sino en un ataque mortal a la marca y de toda la industria que genera con miles y miles de puestos de trabajo merecedores de la máxima protección”.

Según Andema (Asociación Nacional para la Defensa de la Marca), con estas sentencias, “se rompe el mito de que Internet es incontrolable, al ser un fenómeno global y de difícil determinación jurisdiccional. Confiemos en haber iniciado un camino seguro para acabar con la impunidad. El Tribunal francés determina claramente su competencia y considera que la accesibilidad del público de un país a estas ofertas, procedan de donde procedan, determina la competencia de los tribunales del Estado”.

A su vez, un juez de Barcelona impidió en marzo de 2008, por primera vez en España, el acceso de forma cautelar a una web que comercializaba imitaciones desde China.

Para Eva Ochoa, “el quid de la cuestión es calificar las actividades de eBay, y de otras páginas de Internet, como una simple intermediación (en la que eBay se ve desposeída de responsabilidad), o como una acción verdaderamente activa en la que eBay desarrolla, gracias a la venta de falsificaciones, una actividad remunerada y, por lo tanto, puede resultar responsable. La jurisprudencia francesa rechaza la defensa de eBay de que es un mero alojador. Los jueces franceses entienden que eBay pone a disposición de los usuarios las herramientas necesarias para que lleven a cabo la actividad ilícita, teniendo, en definitiva, no sólo un papel totalmente activo en el comercio, sino que lo hace posible y lo promociona gracias a su estructura: muchas tiendas virtuales existen exclusivamente gracias a las herramientas que eBay les proporciona a cambio de comisiones”.

Ochoa recuerda que según la Ley de Marcas española, el titular podrá prohibir la utilización de su registro en redes de comunicación telemáticas y frente a todo aquél que “utilice (la marca) en el tráfico económico” (artículo 34.2). “Desde el momento en que eBay utiliza marcas para distinguir productos falsificados, aún de forma indirecta, pero lucrándose y con un papel activo y amplificado, la ley podría considerarle responsable”.

Abogados de Freshfields Bruckhaus Deringer alemanes (liderados por la socia Andrea Lensing-Kramer) han representado a Rolex en varios pleitos contra eBay en Alemania sobre ventas de mercancías falsificadas on line. Según Freshfields, a resultas de estos procedimientos, el Tribunal Supremo (TS) alemán estableció principios sobre cómo y cuándo eBay es responsable de infracción de marcas. “Este TS es, probablemente hasta la fecha el único que ha establecido principios en este sentido. Todo ello va en la misma línea que la reciente jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea”, apuntan.

Sin embargo, eBay ha reaccionado y hoy “se toma muy en serio la lucha contra las falsificaciones, que dañan nuestro negocio, perjudican a los vendedores de productos auténticos y decepcionan a los compradores. La base de eBay es la confianza, y las falsificaciones reducen esta confianza y perjudican nuestra imagen”, asegura Clelia Morales, directora de Comunicación de eBay en España. eBay colabora con organismos públicos, asociaciones de consumidores y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad en su compromiso contra este tipo de fraude. Trabajan con 31.000 titulares de derechos de Propiedad Intelectual o Industrial a diario con iniciativas como el Programa VeRO (Verified Rights Owner Programme), sistema dirigido a los propietarios de derechos que les permite reportar cualquier artículo sospechoso. eBay lo retira inmediatamente y lo notifica al vendedor y a los pujadores.

“Ninguna tecnología puede determinar si un artículo anunciado es una falsificación, y los anuncios denunciados deben ser revisados por eBay. No obstante, eBay evalúa nuevas tecnologías en la lucha contra las falsificaciones y dispone de 2.000 personas trabajando exclusivamente en este campo”, concluye.

Expansión 28-12-2009

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información- Gestionar preferencias
Privacidad
Hablar en WhatsApp
1
👋🏻 Hola! ¿Necesitas ayuda?
Hola! 👋🏻
¿En que podemos ayudarte?