Las tiendas cuelgan el cartel de completo

La magia de la última nómina y de pago aplazado de las tarjetas de crédito hasta febrero han surtido su efecto: hasta última hora de la noche de ayer, los comercios del centro de Valencia estaban repletos de clientes. La crisis parece cosa lejana, aunque sea sólo por los Reyes Magos y las adelantadas rebajas.

 

Y es que Sus Majestades tienen muchos adeptos en Valencia. Miles de valencianos olvidaron las penurias económicas, las hipotecas y llenaron los centros comerciales y las principales calles de Ciutat Vella en busca del último regalo.

 

Aceras repletas de gente cargada de bolsas, largas colas ante las administraciones de lotería, establecimientos a rebosar y atascos de circulación fueron las notas dominantes de la jornada.

 

Con la festividad de hoy se cierran las celebraciones navideñas y una campaña comercial que ha permitido salvar los resultados superando los «malos presagios» con los que se inició. De hecho, la asociación de comerciantes del centro histórico se ha mostrado satisfecha por la gran afluencia de compradores a los comercios durante todo el periodo navideño.

 

Salvador Ferrandis, presidente de la entidad, insistió ayer en que pese «a los malos presagios, los comercios del centro han cosechado una campaña navideña muy positiva, con gran afluencia de clientes y ventas.» Un cambio de discurso en toda regla frente a los fúnebres vaticinios de finales de noviembre, cuando los comerciantes estaban agobiados por hacer caja y sólo contemplaban un estancamiento económico que ha desaparecido al menos durante unos días.

 

Los representantes de esta asociación no fueron los únicos que ayer constataron esa circunstancia. También la consellera de Industria y Comercio, Belén Juste, hizo hincapié en que se han superado las expectativas que el sector tenía puestas en la cita navideña.

 

Juste, que visitó distintos establecimientos acompañada de Ferrandis, realizó un «balance positivo» y recordó que el pasado domingo se superó el récord de compradores en los establecimientos de la ciudad. La cifra dada por la asociación de centros comerciales sitúa esa jornada en la de mayor afluencia de toda la campaña, con 900.000 clientes en toda la Comunidad.

 

En opinión de la responsable autonómica de Comercio para la consecución de esos resultados ha sido de gran ayuda «el esfuerzo que han realizado todos los comerciantes en la campaña de promoción de navidad que ha animado a la gente a venir a comprar en estas fechas».

 

Las aglomeraciones de última hora se notaron en el tráfico de algunas calles, especialmente en el centro y en las horas previas a la Cabalgata de Reyes Magos, donde se cortaron algunas vías principales.

 

No obstante, fuentes de la Sala de Control de Tráfico indicaron a este periódico que no se habían producido atascos de consideración en el entorno de los centros comerciales. Las líneas de transporte público iban, eso sí, a tope, en especial las estaciones de la línea 5 del metro que discurre por la calle Colón y Xàtiva, además de la EMT.

 

Incluso se notó en la afluencia de viajeros a la estación del Norte, donde hubo un ligero incremento de usuarios, afirmaron fuentes de Renfe. Todo medio de transporte era útil para llegar a los comercios.

 

Las Provincias 06/01/2009

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp