Los comerciantes denuncian ante Competencia que la fusión ServiRed y 4B tendrá más del 80% del mercado

La operativa principal de RedSys derivará de la actividad de los 60 millones de tarjetas, 45.000 cajeros automáticos y el millón de terminales punto de venta, propiedad de las entidades bancarias pertenecientes a los sistemas ServiRed y 4B MADRID  (EUROPA PRESS). Los pequeños comerciantes y las grandes superficies han denunciado ante la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) que la fusión de los operadores de tarjetas Sermepa (ServiRed) y Redes y Procesos (4B) supondrá una merma de la competencia y provocará una situación «cuasi monopolística», ya que ambos asumirán una cuota de mercado de más del 80% en las tarjetas en circulación.

Así lo afirmó a Europa Press el secretario general de la Confederación Española de Comerciantes (CEC), Miguel Angel Fraile, quien confirmó que su organización, junto con la Asociación Nacional de Grandes Empresa de Distribución (Anged) y la Asociación de Vendedores a Distancia (Avad), se ha personado en el proceso abierto en la CNC para intentar parar una unión que gestionará cerca de 3.300 millones de transacciones anuales.

Fraile dudó de que la integración en una sola sociedad mejore la gestión del sistema y suponga una reducción de costes y una mayor eficacia en los procesos, al tiempo que subrayó que no está garantizado tampoco una disminución de la tasas de intercambio y, como consecuencia, de las tasas de descuento.

Por ello, reclamó al organismo que preside Luis Berenguer que estudie y vigile las razones y efectos de la fusión de ambas procesadoras de medios de pago.

«Todas las operaciones de pago que se hacen con estas tarjetas se verían afectadas, porque habría un conocimiento de información comercial exclusivo y eso podría tener consecuencias en el mercado de las tarjetas y en el servicio a los clientes», resaltó

A pesar de reconocer el «esfuerzo importante» para reducir las comisiones bancarias, España está alejada de la propuesta de la Comisión Europea del 0,30% para las tarjetas de crédito y del 0,20% para las de débito, ya que todavía triplica estas cuantías, según señaló Fraile.

Ambas operadoras de tarjetas subrayaron antes del verano que su unión dotará al sistema de pagos español de la fortaleza competitiva necesaria en el entorno europeo, ya avanzada por la mayoría de los países del entorno.

Según publica hoy ‘El Economista’, la CNC concluyó el pasado 15 de octubre la primera fase de análisis de integración para pasar a otra fase que durará en torno a dos meses y en la que se podrán personar todas aquellas entidades que se consideren afectadas por el proceso de integración.

Valencia Plaza 10/11/2010 (Ver noticia)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp