Los hosteleros aseguran que la peatonalización del casco antiguo posibilitará 100 empleos en Sagunto

Vista general del casco histórico del municipio de Sagunto. Calles tranquilas y sin coches. Una petición de vecinos y comerciantes del casco antiguo de Sagunto deseosos de vivir en un barrio en el que, gracias a esta propuesta, se dinamizará el turismo y el comercio en la zona.

Tanto es así que desde el restaurante L’Armeler aseguran que esta iniciativa de restringir la circulación en Ciutat Vella posibilitará la creación de 100 puestos de trabajo, a medio plazo, con la instalación de nuevas empresas.

Per para este fin también es importante que se «rehabiliten los bajos abandonados y se desarrollen comercios. Además de dar facilidades para emprender un negocio aquí», apuntaron desde L’ Armeler.

La peatonalización de varias calles del centro histórico de Sagunto se integra en el Plan de Movilidad Urbana, que tiene previsto evitar la emisión de 720 toneladas de CO2 al año en la localidad.

De momento, la concejalía de esta área está valorando dónde restringir los accesos y qué vehículos no podrán llegar a esta zona. Además del coste de este tipo de circulación controlada.

Se trata de una petición formulada hace ya un mes en la Comisión del Plan de Dinamización del Producto Turístico, en la que algunos de los hosteleros presentes se inclinaron a favor de esta propuesta.

Según apuntó la concejala de Turismo, Leonor Murciano, «en la comisión aprobamos que se destine una cuantía económica del plan para peatonalizar el casco antiguo». Una cantidad que ascendería a 74.000 euros.

Revitalizar turismo

Para los comerciantes se trata del punto de partida de una serie de actuaciones, que «revitalicen» la afluencia y, con ello, el turismo. Una zona en la que, previsiblemente, sólo podrán acceder los vehículos de los vecinos del barrio.

Según apuntaron desde el restaurante L’ Armeler, «este proyecto es bueno para la ciudad. El casco histórico es un gran atractivo turístico y será más agradable visitarlo si no hay coches, y tanto vecinos como visitantes podrán acceder al barrio sin problemas».

Y es que es frecuente ver a grupos de visitantes sorteando los coches aparcados por las estrechas calles, además del tráfico en un barrio «que no está diseñado para el paso de vehículos», según afirmaron desde uno de los comercios.

Una opinión en la que coincide el edil de Movilidad Urbana, José Luis Martí, quien apuntó que este proyecto convertirá a la zona en «un espacio más abierto, para disfrutar de las calles, de la arquitectura de la zona, con un tráfico más tranquilo», declaró el concejal.

Para los restaurantes de la zona, esta peatonalización supondrá que «la gente suba andando y que haya mayor posibilidad de que entren en los establecimientos. Además de una buena manera de fomentar el casco histórico», apuntaron desde el Palau del Duc.

Sin embargo, desde Le Fou declararon que esta propuesta «ayudará a dinamizar el barrio, y no tanto a los establecimientos». No obstante, algunos de los hosteleros consultados pidieron que esta medida vaya acompañada de otras iniciativas que impulsen el turismo de la zona.

Desde el restaurante Le Fou reclamaron «más oferta cultural continuada. Algo que revitalizaría el barrio y el municipio entero con la llegada de visitantes». Para este establecimiento, el casco histórico «está abandonado porque el teatro sólo se usa unos días al año», afirmaron.

Además, apuntaron que «viene mucho turista que no encuentra una persona que le atienda. Hay mucha gente que entra en el restaurante a pedir información turística», lamentaron desde este restaurante del casco histórico.

Ante estas afirmaciones, la concejala de Turismo declaró que todos los visitantes pueden acceder «a la información de la oficina de turismo de la Glorieta hasta que se finalice el centro de visitantes de Sagunto».

Según apuntó la edila, «las encuestas realizadas a los turistas son positivas y cada vez se registran más visitas».

También se mostró de acuerdo con la peatonalización de la zona histórica, la propietaria de la Casa Judía, Susana Lovato, quien afirmó que «si realmente se reduce el tráfico se facilitaría la realización de actividades culturales», apuntó.

En este sentido, la edila de Turismo declaró que «hemos actuado en el casco antiguo y seguimos trabajando para fomentar el turismo y el patrimonio». Por el momento, el Consistorio está estudiando ya la peatonalización de Ciutat Vella

Fuente: Las Provincias 19.09.08

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp